7 de septiembre de 2008

¿No te provoca ser mamá?


¿No te provoca ser mamá? La pregunta me la hicieron mientras almorzaba al paso en el diario. Respondí que no, pero me quedé pensando. Es un tema que francamente me da flojera. Sin embargo, sé que esa flojera es una buena manera de eludir el asunto. Y no siempre se puede. Bueno, ante la gente se puede. Es fácil decir que no soportas a los niños, que tus cuatro gatas llenan tu vida, que tienes dos hermanos adolescentes, que tu plan de vida ya no incluye criaturas... Bla, bla, bla... ¿Había sido sincera con la persona que me preguntó aquello? Todo el día el tema dio vueltas en mi cabeza hasta llenarme de nostalgia.

Hace unos años -cuatro años quizás- pensé en serio en el asunto. Me ilusioné con la idea de embarazarme, o de ver embarazada a mi pareja. Me imaginé cómo sería yo de mamá. Seguro le habría enseñado a leer antes que a comer. Seguro le habría enseñado a amar a los gatos antes que cualquier otra cosa. Lo que me duró la ilusión fue suficiente para imaginar que no sería una mala mamá. Nunca se sabe, la verdad. Fácil me transformaba en una tirana o en una ausente. Pero digamos que terminé mi ilusión creyendo que iba a dar lo mejor de mí, y que no sería una mala mamá.

No sé en verdad qué hubiera sido de mí en ese papel. No lo sé. Solo sé que si nacía hombre se iba a llamar Alejandro. Y si nacía mujer se iba a llamar Alejandra. Hice planes en el cielo. Castillos de arena, les llaman algunos.
Mi entonces pareja dijo que ya tenía un hijo y que no quería más niños. Que era demasiada responsabilidad, que yo seguiría trabajando y ella cargaría con todo el trabajo. Dijo que si no durábamos para siempre, el niño o la niña quedaría sin sus dos mamás. Me dijo que tenía miedo. Y finalmente un día dijo que no iba a volver a pensar en el tema. La razón de la ruptura (creo) no fue el futuro bebé, el bebé que no llegó por ningún medio. Fueron otras las razones, menos importantes quizás. Aunque nunca se sabe lo que realmente jode todo.

Hoy volviendo sobre Alejandro (a) pienso que su negativa me golpeó, me partió en dos. En vano hago cálculos pensando qué habría pasado si Alejandro (a) hubiera llegado a casa.
Recuperada del asunto hice un plan distinto donde los niños no tenían lugar. Mi vida cambió, aquella relación se fue al tacho, y yo seguí mi rumbo. El dolor quedó allí, como una cicatriz que con el sol se despierta, y que el frío al resecarla también la despierta.

No me provoca ser mamá. Esa es la verdad. No me provoca volver a ilusionarme con un tema que quizás me vuelva a costar una ruptura. No me provoca preguntar qué tratamientos disponibles hay para dos mamás lesbianas. No me provoca nada porque creo que todo ya tuvo su momento, así que ahora ya con la interrogante resuelta me afano en olvidar esa pregunta tan incómoda, y en dejar como única huella este post.





PD:
El hijo de mi ex fue mi bebé, pero un día desapareció de mi vista. Creo que los dos nos desaparecimos para no sentir que nos necesitábamos, y así está bien.

No soporto detenerme en la sección de ropa para niños. Pero me fascina ver los juguetes para niños, sobre todo para varoncitos.

10 comentarios:

ysraelg7 dijo...

La decisión de ser mamá solo la tienes tú, y creo que es respetable cualquier putnod e vista en estos casos; aun que confieso que a mi tampoco me gustaría ser papá (me da miedo, y lo reconozco) pero como siempre digo, si algun dia la ciencia, las ganas y el ritmo me falla, me gustaría tener una HIJA que la llamaría Athenas, (por la mitología)... jijiij

Un abrazo.
!!!Suerte!!!

AntonellaB. dijo...

ME HE QUEDADO CON UN NUDO EN LA GARGANTE DESPUÉS DE LEERTE Y ESCUCHAR LA CANCIÓN.

Crow Raven dijo...

Bueno primero me presento, no con mi nombre puesto que es algo que no me agrada pero muchas personas me llaman Crow. Y te quiero felicitar por tan buen blog, desde que lo encontre por una de esas coincidencias y tardes de ocio te dire que en menos de dos dias ya habia leido todos los post y tambien como me gustaria vivir en Peru para leer tu columna los miercoles, pero bueno aveces no se puede.
Sobre este post, bueno te dire que me hiciste recordar una vieja conversacion que tuve que mi ex (ahora y siempre mi querida hermana adoptiva) ella siempre ha tenido la ilusion de una niña o niño, de ser madre y bueno, yo no comparto esa ilusion, se me hace algo tan lejano, como esos sueños de los cuales uno se levanta con sudor frio y un anelo interno de que un dia se vuelva realidad... pero bueno uno no sabe..

Suerte con tu vida y sigue con ambos blogs.

marga dijo...

no sabés cómo te entiendo

yo quise tener un hijo con o de mi ex

y ella no quiso

tab nos dejamos, mejor dicho la dejé, pero por otras razones, creo

cuando conocí a vero ya estaba demasiado vieja, y aunque ella era más joven, su epilepsia nos quitó toda posibilidad, se atacaba mucho en esa época

en fin, que me parece que es un tema que aunque demos por terminado siempre vuelve, de una u otra manera

un abrazo

Boomerangcita dijo...

Con mi novia pensábamos muy seriamente tener un hijo (ella queria niña y yo queria niño), pero ella ya tiene un hijo de 11 años y yo tengo hermanos pequeños...asi que mejor ahi nomás...aunque quien sabe, fácil y un dia me animo =/.

La pregunta es: seré una buena madre? ya que aún me considero hija...

Saludos

Lúdica dijo...

Este post me toco asi fondo!Sobre todo por que pensar en lo mucho que te ilusionaste y luego nada ... te entiendo! Y nada mientras seas deliz con hijos o sin hijos todo esta bien.

Yo si quiero niños! Sea sola o con una mujer al lado mio. Lo bueno es que mi novia tambien los quiere asi que no hay problema ... aunque falten como 8 años para aquello u_u.

Cantu dijo...

Por mi mente no pasaba esa pregunta y con el tiempo me veia haciendole gracias a bebes con mi pareja, y creo que ser madre es algo hermoso, acariciar el vientre de tu pareja o que acaricien el tuyo es algo alucinante no crees? solo pensarlo es alucinante.

Saludos, buen blog.

JAVIER dijo...

Creo que serias una buena madre, ya has vivido tanto que tendrias mucho que ensenharle.

Saludos desde Japon.

huekizabeth dijo...

de hecho, no hay nada que pensar, el hecho que le llamen la atencion los jugetes y se haya visto con esa ilusion en el corazón, suficiente. Le enseñara a leer y A querer los gatos, nada mal para alguien que quiere ser mama primeriza.

UN CONSEJO HASTA DE UNA CONEJA:
si es que se anima ...
NO SE QUEDE SIN LAS GANAS, SOLO TENGA PRESENTE QUE ES UNA RESPONSABILIDAD ENORME, PERO SI TIENE POSIBILIDADES DE SERLO, HAGALO HOY ANTES DE QUE DESPIERTE UN DIA Y SE DE CUENTA QUE YA NO TIENE A ANDRES (EL DE CADA MES) , COMO DEBE SABER, HAY MUCHOS METODOS.

ESPERO QUE LE VAYA BIEN EN SU VIAJE A BOGOTA. PERO NO DEJE DE ACTUALIZAR SUS BLOGS Y REGRESE PRONTO.
BENDICIONES.

Lilith dijo...

A lo mejor es porque acabo de cumplir los 30, o porque mis amigas ya empiezan a ser mamás, o porque por fin tengo un trabajo decente... o simplemente porque tengo útero, pero... me toca un poquito esta entrada.