20 de enero de 2009

No soy la madre superiora de las lesbianas






Este no es un sitio de consejos. Yo no soy SOR LESBIANA. 
Este no es un sitio de autoayuda, aunque me sirve de autoayuda (creo).
Y quiero escribir esto, mientras me complico la vida y tomo valeriana:

Yo suelo ser LA CULPABLE de todos mis finales, y aunque ya sé que en casos extremos una y otra se esmera en lastimar y hasta matar la última virtud, lo cierto es que estoy llena de defectos y no hay mujer que no me lo recuerde. Ya me he acostumbrado a escuchar el clásico: "Te lo dije". Y hasta una psicoterapeuta amiga me miró a los ojos, y me dijo: "Te encanta que te jodan". Y yo sentí que la psicoterapeuta amiga me había dado una cachetada. Y no una, me lanzó varias cachetadas. Y yo la miré y dije: "Me gusta doc".

Hay algunas frases que jamás diré y aquí las dejo para que comprendan que soy una pecadora, un ser nocivo consigo misma, un corazón adorable de vez en cuando, una llorona, una renegona que explota y luego se cubre la cara con el cuerpazo de su gata.
No soy la madre superiora de las lesbianas, de verdad que no lo soy. Y justo escribo esto cuando alguien me pide consejo.

Jamás dire:
  • Nunca fui infiel.
  • Nunca quise huir de casa con la primera que me tocara la puerta (Exceptuando a Elena que no me toca la puerta, pero me grita desde la ventana. Elena es mi vecina, la mamá de Camila y mi compañera de trabajo).
  • Nunca miré a la mujer de mi prójimo.
  • Nunca soñé con alguna (o con todas) ex (exs).
  • Nunca giré la cabeza para contemplar la correa del pantalón de alguna transeúnte.
  • Nunca aluciné con la que no debía.
  • Nunca más fumaré.
  • Nunca más lloraré por la misma razón.
  • Nunca más explotaré y destrozaré todo lo que hay en mi pequeño espacio.
  • Nunca le diré a mi novia/mujer/esposa que se quede en casa y descarte la idea de trabajar, pues para trabajar duro y parejo estoy yo, yo, y YO que no sé de quehaceres del hogar, pero sí del trabajo.
  • Nunca he disfrutado la soledad de mi departamento.
  • Nunca he eliminado a alguien del msn.
  • Nunca seré mamá.
  • Nunca más tomaré un taxi.
  • Nunca daré consejos.
  • Nunca sufriré algún tipo de disfunción sexual femenina, porque yo ya sé lo que se hace en esos casos.
  • Nunca me creeré esos cuentos.
Nunca, nunca, nunca...

25 comentarios:

LYY dijo...

Hola Esther, la entrada t kedo linda..y nap dudo q te creamos,o te crea Sor Esther,sino q siento k tienes ++++++ de xperiencia en muchas cosas q yo no sé...ademàs kien dijo q TODAS las vivencias deban ser buenas?, hay d todo y se aprende aun de la caida

Hasta siempre

Ilusión dijo...

nunca digas nunca...
Eso dicen las malas lenguas.

Un beso.

Betta Real dijo...

Bah, nadie es perfecto y las circusntancias pues, la verdad, no ayudan mucho...y como dice el dicho "Nunca hay que decir nunca porque cae más rápido un hablador que un cojo".

Saludos.

Doris dijo...

En México, la palabra "Madre", además del significado estricto, se utiliza de muchas forma, ya sea para mencionar, calificar, acentuar, recalcar hechos, situaciones, cosas, frases, etc.

Ubicación geográfica: ¡Está hasta la Madre!
Valor dietético: ¡Trágate ya esa madre!
Adjetivo calificativo: ¡Que poca Madre!
Venganza: ¡Vamos a darle en la Madre!
Accidente: ¡Se dio en la madre!
Efecto visual: ¡No veo ni Madre!
Como despedida: ¡Vete a chingar a tu Madre!
Especulación: ¿Que es esa Madre?
Superlativo: ¡A todísima Madre!
Satisfacción sexual: ¡Esa chava no tiene madre para hacerlo!
Expresión de alegría: ¡Que Madre tan buena!
Sorpresa: ¡¡¡Madres!!!
Exceso de Velocidad: ¡Va hecho la Madre!
Conformismo: ¡Sigues chingando con esa Madre!
Pasado imperfecto: ¡Que poca madre fue mama!
Acción Futura: ¡Vamos a terminar esa Madre!
Animos: ¡Andale con esa Madre!
Desorden: ¡Que Desmadre!
Despectivo: ¡No se quien madres se cree!
Alquimista: ¡Lo que toca le da en la madre!
Juramento: Por mi madre
Mecánica: ¿Cómo funciona esta Madre?
Reparacián: ¡Ya quedó jalando esta madre!
Incertidumbre: ¿Qué tendrá esta madre?
Reclamo: "No tienes Madre"
Negación rotunda: ¡Ni madres!

Para ilustras lo anterior:

Cuando algo nos parece muy bueno, decimos:
¡está a toda madre! o ¡no tiene madre!
Si alguien abusa de nuestra confianza o de la de alguien más decimos:
¡Qué poca madre!
Aunque como una contradicción curiosa, decir:
¡Te quedó de poca madre!
Se aplica al elogiar una acción o labor determinada.
Cuando tenemos mucho trabajo:
¡Tengo un madral de trabajo! o ¡tengo tantas madres que hacer!
Cuando se le propina una golpiza a alguien, se dice:
¡Le dieron una madriza!
O en una reunión de caracter formal se puede decir:
¡Le pusieron una madrina!
Y así se va deformando la palabra hasta llegar a:
¡Le partieron su mandarina en gajos!
Al quejarmos del trabajo arduo, se expresa:
¡Qué madriza me llevé! o ¡Ando bien madreado!
Cuando te sirven muy poca comida o tu sueldo es muy bajo:
¡Esto es una madre!
Para referirnos a un objeto con desprecio o simplemente no recordamos su nombre:
¡Esta madre! o ¡Esa madre!
Cuando algo huele mal:
¡Huele o apesta a madres!
También se le puede agregar prefijos como en:
¡Que desmadre!
Para referirnos a:
¡Qué desorden!
Si al alguien nos recuerda un compromiso muy importante que descuidamos, se dice:
¡En la madre!
Al observar un choque o un accidente, por reflejos decimos:
¡Madres!!!

Por mi cuenta le puedo decir que uste escribe De Poca madre!
que me parece que uste es una madre!(sentido recalcado, algo parecido a chingona, si usted entiende en mexicano) ahora madre superiora de las lesbianas solo que sea en un nivel superior, aunque... humm... si esta raro pero bueno si lo que uste escribe le gusta a las lesbianas pues no se asuste asi es la fama(preparese luego le van a pedir autografos). Personalmente lo que uste escribe bueno o malo de su vida me parece muy interezante que lo comparta pues a veces andamos en las mismas y nos identificamos.

Hoy me salio mi lado muy mexicano, si alguna palabra le parecio muy pesada, uste disculpe, una amiga peruana me ha dicho que a veces somos muy agresivos en las palabras, aun asi creo que si, es uste una madre!! y por que no superiora tambien jejeje ya quisiera yo escribir como uste lo hace y poder salir de mi casa al dia siguiente.

saludos.

evargas dijo...

Gracias Doris
Me encantó tu comentario, de verdad muy ilustrativo. Tenía (o tengo) una amiga mexicana que me madreaba mucho, y a veces para mal, y a veces para bien.
Gracias por estar aquí

Doris dijo...

ve? esa madre la trae uste desde antes jejeje

Anónimo dijo...

pero sí eres una mamacita! Debería decir anónima.

JoséCarlos Maguiña dijo...

Esther, cada vez más, me pareces más todo. En todos los sentidos. Con cariño, con dureza, con dolor, con placer. Te leo y me dan cosas, que ya quisiera yo te lean mas mujeres. Sigue por favor que aquí estaré leyéndote. JC.

Kam*ila dijo...

=) ya entendí q no eres Sor Lesbiana aunq seria bakan q lo fueras xD me gusta bastante tu blog... y aunq t joda, al escribir todo esto tambien me has ayudado :) tengo 17 años, estudiaré psicología social (Ja!), soy potencialmente lesbiana y el camino q kiero seguir tiene mucho en común con el tuyo. Eres genial*

Besos.

rita-chan dijo...

XD...buen post..jeje creo qmucho t piden consejos jeje....bueno pero igual me encanta como escribes...y si tienes mas experiencia q algunas o por lo menos mas de iop T.T...pero muchos nuca..y si es cierto aveces no es bueno decir nunca..... porke es lo pirmero q pasa X.X.....ya dije q me encanta como escribes ^^^

cuidateee ^^v

holden caufield dijo...

y que se hace en esos casos, de disfuncion???........tell me

Milagros Sánchez dijo...

Después de tantos días sin actualizar nuestro blog, regresamos para compartir gustosas contigo también este bello espacio y agradecerte tu compañía. Te hemos linkeado tu blog al nuestro en el apartado LesbiBlogs, gracias por linkearnos.
Por supuesto no eres la madre superiora de las lesbianas pero si una encantadora muchachita con buena onda.
Besos multicolores.

Diana dijo...

sinceridad extrema... me gusta eso en las personas!!!!!!!!!!!!

Nidia dijo...

Bueno resulta inevitable que al leer tu blog nos sentimos un poco identificadas y eso, pero sant@ no es nadie aunque siempre es bueno un consejito

Nunca digas NUNCA
cuidate!
besotes!

Cris dijo...

Siempre solemos pedir consejo a qiuen consideramos que esta mas experimentada y bien tiene buen sentido de logica y mente despierta. Pero si es mucha responsabilidad si tu das un consejo y alguien lo toma al pie de la letra no?? :D y concuerdo con mi compatriota: escribes de poca madre!

evargas dijo...

Entiendo perfecto los comentarios de todas (os), porque yo también pido consejo y mucho. Solo que me ruboriza pensar lo fácil que es decir "intenta" esto y lo otro cuando yo no puedo...

Besos a todas (os)

Aquiles Martin dijo...

avenaría purísima!

ya pe sor esther, que me quiero confesar contigo w1

yiya dijo...

Que buen post nena, lo que siempre admiro de vos esa esa frontalidad que te hace autentica mas alla de todo..
Un barazo

Chechi dijo...

aaaah muchas lesbianas de 30 para arriba deberían tener este post en su mesa de noche y leerlo cada vez que se levantan (de la cama)XD

Chesend dijo...

si, dar un consejo implica responsabilidad, por eso hablar de lo que uno a vivido, de lo que dice o nunca dice, es lo más honesto que se puede hacer, y la que pidió el consejo tomará el pedacito que le toca...
saludos...

Poso dijo...

Para mí tu blog sirve como ayudaa porque con todos los ignorantes que se toman la confianza de meterse en la vida de uno,tu blog me hace sentirme muy bien y a otras personas màs yo lo sé :D.

Anónimo dijo...

Gran post Esther

rené

Maty dijo...

A seguir escribiendo mi querida Esther x q es cierto escribes de poca.... o mucha??? y me alegro mucho que no seas la Madre superiora no te imagino con habito y cara seria, asi como eres, eres perfecta... esos nunca me suenan tan conocidos unnn donde los habre escuchado antes ... Abrazos muchos... animoooo y escribe ya, no?? xfis

Fabricio dijo...

Esther.

Ayer yo le pedí consejo a uno de mis mejores patas, Charlie Bernal (te acordarás de él), sobre si debía llamarla o no. El tema era el de siempre: la extraño, hermano, y mucho, pero a esta hora debe andar con el novio. Y él, bien clarito, me ayudó. Eso creo. Bien clarito él pronunció: "Atrévete". ¿A llamarla?, pregunté ilusionado. "A quedarte solo. A eso atrévete", dijo.

keith elizabeth dijo...

Sor Esther? jajaja que maleados...