27 de mayo de 2009

Manual para decirle a tu mamá que eres lesbiana


Sí, cada mamá es diferente, y cada realidad es un mundo, un mundo raro, como canta Chavela Vargas. No todas tienen la suerte que tuve yo, pero tampoco fue tan sencillo. Hubo una estrategia que apliqué siguiendo mi intuición, porque a los 18 o 17 y pico uno no sabe tanto de la vida como para planificar grandes batallas, pero algo hice y esto fue.


No disimulé mi amor por la ‘amiga’ que era mi novia. Salíamos a todas partes juntas, dormía en mi cuarto, desayunaba en mi casa, yo me quedaba a pasar la noche en su depa familiar, jugábamos delante de mamá y de todos los presentes, planificábamos los fines de semana, y hablábamos por teléfono sin pausa.

No me inventé un enamorado-novio. Recién había roto una relación heterosexual y ante el mundo estaba sola, y muy feliz. Así me la pasé hasta un año y medio después o quizás algo menos cuando mamá se enteró.

No lo negué. Cuando mi madre espió por la puerta casi abierta de mi habitación y me encontró abrazada a mi novia, y luego me llamó para conversar opté por respirar hondo y decirle: “Sí, ¿y cuál es el problema”. Mi mamá lloró y casi podría jurar que quiso darme una bofetada. Yo me adelanté: “Pegándome no arreglarás nada, las cosas son así”. Mi mamá insistió en que ‘eso’ no era normal, que yo estaba confundida, que quizás había sido un error haberse opuesto a mi noviazgo con P, mi enamorado desde que era una adolescente. Repliqué a mamá: “No, mamá… A P. ya no lo quiero, ya no me gusta, ya no me interesa. ¿Por qué te cuesta comprender? Además, creo que tenías razón… P no era para mí”.

No cambié de actitud. Mi novia siguió en casa. Creo que miraba diferente a mi mamá o creo que mi mamá la esquivaba. En esas estábamos cuando de casualidad llegó a mis manos unos volantes sobre la homosexualidad, donde decía que ser gay, lesbiana o transexual no era una enfermedad. Me aprendí el discurso. Porque yo era lo que era, pero no tenía más información. Ni siquiera sabía que habían movimientos que luchaban por nuestros derechos. Y además ignoraba que fuéramos tantos.

Eduqué a mamá. Llegué a casa un día con esos volantes y los dejé en su habitación y desaparecí. Al día siguiente, mi mamá preguntó: “¿De dónde has sacado esas porquerías?”. Le conté que me los habían repartido en el ómnibus. Y le entregué otro. Mamá me miró extrañada y me pidió que no dejara de estudiar, también sugirió que abandonara el trabajo (en el canal donde practicaba conocí a mi novia), pero yo le dije que no iba a abandonar ni los estudios ni el canal.
“¿Y perderás la beca?", preguntó. Yo le juré que no. Y así fue. No perdí la beca, dejé algunos ciclos y regresé, y me volví a ir de la universidad, pero a mi mamá no le costó un sol mi educación. Yo seguía en los primeros puestos, muy feliz además. En todo ese tiempo, mientras regresaba de clases y me iba al canal, y abrazaba a mi novia, seguía llegando a casa con más y más volantes. Mamá los leía y los rompía o los escondía. Un día mi abuelo me increpó lo “rara” que me había vuelto. Y me dijo casi a gritos que yo era una enferma porque la homosexualidad es una enfermedad. Cuando pretendía defenderme mi mamá apareció y le aclaró a mi abuelo que yo no estaba ni enferma ni nada, y que me dejara en paz. Luego busqué a mi madre para agradecerle y ella me regaló una sonrisa, me abrazó y me dijo que no se iba a meter, pero “no exageres y si puedes luce más femenina”. Me pinté la boca y me puse unos aretes. Mamá me regaló otra sonrisa.

Le confesé mis problemas de pareja. Al cabo de unos años cuando mi mamá todavía no se acostumbraba tanto al asunto, y en plena crisis con mi primera pareja, mamá me encontró llorando. Le dije la verdad: “He sido infiel, y K. no me perdonará”. Mi mamá sospechaba la identidad de la ‘otra’, y me dijo: “Encima, tenías que ser como tu padre. No te conformas con una y buscas otra”. Yo seguía llorando. Y mi madre, otra vez, sabia, me soltó esto: “Esa chica (la otra) no me parece buena para ti. Te hará mal. Pide perdón a K, y pórtate bien. No seas como tu padre con la mujer que te quiere”. No le hice caso a mi madre: Me fui con la chica que me haría mal, y me porté como mi padre, pero mamá estaba a mi lado, y a pesar de nuestras diferencias, varias veces la encontré planeando mi retorno con K.


Es posible que mi mamá sea una especie rara, capaz de comprender o de leerse un volante sin vomitar o amarrarme en el cuarto. No sé bien qué pasó por la cabeza de mi mamá, y tampoco podría definir de qué madera está hecha, pero puedo asegurar que salir del clóset ante ella fue una buena idea, y la razón para seguir saliendo, sin vergúenza ni miedo, ante los otros, el resto, los menos importantes en mi historia.

40 comentarios:

- carla - dijo...

La verdad que tu mama es una especia rara pero que bueno que lo entienda y lo respete. esperemos que asi sean las demas...

Besos

Club dijo...

buen manual!

Factorizada dijo...

Genial, me han encantado tu historia, hay pocas madres como la tuya, mi madre también es una especie rara porque aceptó mi sexualidad al instante. Besos.

Otra vez Metódica dijo...

Estoy muy tentada a probar a mi mamá, a ver si es de esa especie, si lo es, me sentire muy bien y liberada, me importara nada el resto; si no lo es , me dará mucha pena, seguire el proceso de educarla, y la seguire queriendo, como espero que ella también lo haga :)

Yoyo dijo...

Yo creo que tu manual se podría bien resumir en que fuiste leal contigo misma y lo mostraste así de natural.. el tiempo da lo demás como en el caso de tu mama, la aceptación...
Me cae bien tu mamá jejej
Besos
Yoyo

Maty dijo...

Mucho que aprender Esther... gracias x compartir.... saludos

Ivy dijo...

Wow!...
Dificil y complicada la situación,creo que todas las madres de una u otra forma son "raras"...por ende tan distinas...

Lo ultimo que has dicho me ha hecho tanto sentido...creo que para mi ya llego la hora de afrontarla!y contarle mi "historia"


Creo que la he preparado lo suficiente,con varias de las situaciones que has nombrado...

Tengo miedo a su reacción...pero tengom as miedo de no vivir mi vida como quiero y no involucrar a mi madre en ella.

Gracias!de verdad gracias!

Veratz dijo...

pues algo hay q retribuirle a tu madre te ama y por eso trata de comprender y por eso te defendio... besos

Boo dijo...

Asu con mi mamá fue parecido y ahora todo bien, va a mi casa y se lleva bien con mi novia =).

Eso si, al principio es recontra difícil.

Saludos,

=)

lau dijo...

muy bien, che..
sabés? yo también di varios de esos pasos..jamás me inventé novios ni nada por el estilo...y cuando ella me lo preguntó (ya era muy obvia la cosa), no se lo negué. claro que no me felicitó, dijo que hubiese preferido otra cosa para mí, pero bueno..no lo tomó mal tampoco, no ligué insultos ni cosa del tipo. además me encargué de dejarle en claro que yo era feliz así, que no era un problema para mí ser lo que soy..y lo entendió.

cuantas más historias me cuentan por ahí, valoro mucho la mía..porque tanto mi mamá como mi papá me entendieron y jamás atinaron a discriminarme. sólo que a mi mamá le costó un poco más digerir la idea.


en fin..
un gusto haber pasado por acá

saludos desde argentina para ud!

Regina LC dijo...

“Encima, tenías que ser como tu padre. No te conformas con una y buscas otra”.

Jajajajajaja, me encantó esa. mi vieja también me dijo algo parecido alguna vez comparándome a mi padre.

felizmente mi vieja es recontra postmoderna y nunca se hizo paltas con el asunto. es más, creo que me anda buscando pareja para que me largue de la casa de una vez :S

Jenifer Lovegood dijo...

definitivamente... WOW!!!!

a este paso creo que saldre del closet con mi madre... aun que yo no soy buena estudiante... :S
y mi universidad le sale muchos ....dolares... ¬¬ ... a mi madre... becada ni por si acaso... trabajo... en eso andamos en buscar uno.... creo que aun no es el momento... pero lo de los volantes me servira estoy segura...

Kenia Patricia dijo...

Bien!!!...
Si así como lee se aplicará!!!...
sería feliz!!!!!!...
mi caso es otro...y no creo q mi madre lo entienda, EN FIN...!


ME DA MUCHO GUSTO POR TI, Q SIEMPRE SEAS TÚ MISMA.

Liliana HB. dijo...

que bueno lo que pasó con tu mamá. dentro de lo complicado todo resultó bien. Mi mamá se lo tomó como la tuya al principio... pero yo no fui capaz de insistirle con el tema. Quizás lo haga. Al menos tu experiencia es un buen referente :)

Lespi dijo...

Esther... tu mamá es admirable!!!

Espero algún día poder confesarme ante mi madre. De momento, sigo en mi closet.

Saludos para tu madre y para ti tbn!

=)

Lizabeta Stavogrin dijo...

mmm tu historia me ha hecho reflexionar, creo que me he saltado el paso de "educar a mamá" tal vez la mía entendería, pero cuando se lo dije casi se muere, aunque ella desde el principio lo sabia (creo que es cierto eso que dicen de que todas las madres tienen algo de brujas ¬_¬" ) en fin,también se lo dije cuando tenia 16 así que el golpe, creo, fue mas duro. Gracias por compartir tus historias^^ me inspiran a no rendirme. Un saludo desde Colombia^^

Lyy Hikari dijo...

Q bueno es volver x aki !

Al respecto creo q cada una ha tenido una historia mas o menos compleja, haber... mis padres se enteraron de lo mio despues de un año y medio.

Digamos q lo mantuve en secreto, y opte por cosas menos directas como volverme fan de TATU :P hablaba mucho de las reunas q se hacia en el club y las novias de mis amigas, supongo q lo supusieron, realmente nunca lo admiti, me pescaron digamos...pero esa ia es otra historia.

Creo q no todas las madres lo aceptan, la mia suele escucharme, pero sé que muy en el fondo aún espera que me componga.

Saludos

Jun dijo...

:)Qué genial que todo haya salido bien, y que tu madre decidiera apoyarte. Como dijo Lespi, es admirable, aunque claro, también cuenta mucho mantener la confianza como hiciste.

Yo intento por mientras convencer a mi mamá de que los bisexuales existen y no sólo como gente curiosa/insegura. No resulta mucho... xD pero se intenta.

Saludos. :D

Jenn!! dijo...

Sï es dificil. Tu mami, actuo tan igual que la mia cuando mi Hermana le confeso que era Gay. Hermana que adoro y es mi segunda tercera y cuarta madre y siempre estare orgullosa de ella. A pesar qus oy celosa..
Felicitaciones por tener una mami alguito dificil!

Cdt

Jenn!!!

Kim Astaburuaga     dijo...

todas las personas tienen sus diferencias asique no podemos esperar que todas las madres reaccionen igual, pero tienen algo en común, verse desorientada y no saber que hacer con uno... esperemos que a futuro tengan mas cosas en común... a favor, claro.

un besito, linda Esther.

insidethecloset dijo...

tomare en cuenta tu post.. me urge salir del closet.. siento el saco demasiado pesado..

Saludos

lict dijo...

.... ojala mi mama cuando sepa todo tb lo entiendiera.. pero lo veo dificil :(..

Alexandra Casanova dijo...

Querida Esther:

Aquí comentándote después de tanto tiempo. La verdad es que ya no te escribía porque andaba un poco triste de que tú ya no me contestabas ni comentabas... y creo que hasta me tienes bloqueada en el msn, no sé por qué :(... en fin. De todos modos me sigue gustando tu blog, y me gustó mucho este post, especialmente la parte en que tu mamá te aconsejó que dejes a la otra y arregles las cosas con K, o cuando te defendió de tu abuelo.

Espero que te esté yendo muy bien.

Si es que todavía me recuerdas, aún tenemos un café pendiente.

Un abrazo,

Alexandra Casanova... o Alexiel Vidam, para las amigas de siempre ;).

ale dijo...

Las mamas son tan impredecibles, no se sabe como reaccionaran, mi mamá se puso a llorar, me abrazó y me dijo como pude cargar sola todo ese trance de aceptarme, me pidio perdón por no saber nada de mí... y ese día la amé más.

Saludos!

Alejandra A.

pao dijo...

uy ya extrañaba tus post! estuve un poco ausente besotesss

Verónica (peke) dijo...

Si lo llego a saber se lo digo con tu manual, ya tarde... y aun asi continua sin enterderlo....

besotes de esta peke.

pd: te espero como siempre por mi rincon con tu taza de cafe, si gustas...

Silencio dijo...

Interesante blog, me gusta ver que hay gente que comparte sus experiencias y pensamientos de esta manera.
Besos, y a seguir adelante.

Marce Phoenix Black dijo...

wow ... quisiera tener una madre como la tuya!

la idea principal de mi madre es .. "tienes que ir al psicologo"

y las ideas secundarias son "te puedes quitar eso" ... y "hija lo superaremos" ...

estoy mejor que el doctor House con lo de ... "dije que soy adicto no que tenga un problema" ... pues .. .yo soy bi .. nunca dije que tenga un problema con eso :P

muy bueno tu blog ... estare pasandome .. mas seguido ..

Miss Fiamma dijo...

Me gustó mucho. Ya desde el título me quedé prendida, casi de inmediato me puse a pensar cómo lo había hecho yo... Me has inspirado, Esther. Va mi agradecimiento.
Un beso

inmore dijo...

Eres un descubrimiento y una inspiración para mi y estoy seguro que para muchos otros y otras. Voy a procurar seguir tu blog que por lo demás es entretenido y refleja que eres un ser honesto consigo mismo y eso es lo mas importante en la vida.

Nidia dijo...

ay mi mama es rara entonces jajaja
pero creo que simplemente lo acepta porque sabe que soy "normal"... algunas madres se aferran en el estereotipo de q la lesbiana es machona y etc etc y talvez hasta por eso no quieren "aceptar" que su hija sea una de "esas"...

Por sobre todo somos sus hijas y eso nadie lo cambiará

cuidate mucho
besote!

aLba * dijo...

buf! me ha venido genial todo lo q hbias puesto...
gracias! :)
un besnn

La Matapasiones dijo...

Una pregunta.
Tu crees que sea necesario el decirle a una madre o mejor dicho confirma a la mamà que uno es lesbiana?

Me interesaria saber que opinas.

Saludos,

La Azafata dijo...

Yo pase por situaciones similares, pero aun no logro que mi madre lo acepte..
Es que soy bisexual y la conversación que sostuvimos ella dejo florecer su rechazo especial hacia los bisexuales... prefiere que sea hetero o lesbiana :/

Yo a mis 20 años no le negué a mami que esa gran amiga fue mi primera novia, que esa carta que destilaba amor por las 4 esquina era símbolo de ese amor detrás de la puerta...

Ella jura y perdura que estoy confundida(porque sabe que he tenido novios), que todo es por el "roce", que necesito ayuda para DEFINIRME, que ir a un psicólogo es lo ideal...

yo le alegue -Mami por mas que quieras nunca seré a tu semejanza, todos somos diferentes, no se como agradecerte el hecho de traerme al mundo y de darme la mejor educación, pero déjame con mi realidad... y no estoy de acuerdo con lo del roce, todo lo que he hecho es por decisión propia.. yo soy dueña de mis hechos y sucesos.. DÉJAME VIVIR MI VIDA, se cuales son las cosas buenas y malas.

Aun es dificil porque no puedo hablarle de mis amoríos lesbicos ni nada, pero estoy en paz desde que se que ella no ignora mi atracción por las caderas!

Piojo dijo...

Hola!

Mi novia me trajo hasta aquí, y creo que me trajo bien.

Estoy pasando por lo mismo que cuentas, pero por partida doble, con mi padre y con mi madre.

No pensé en educar a mi madre, pero quizá sea el paso que deba dar.

Gracias por compartir experiencia ;)

ChicaPerdida dijo...

me gusta, pasaré a leerte más.

cerebro azul dijo...

curiosos post y a darles a unas amigas est emanual, espero revisen mi blog
http://cerebrosazules.blogspot.com/

Lentes Violetas dijo...

yo cometí un error... negarlo en un comienzo... pero al final lo terminé aceptando.

Uno se sorprende como las madres pueden llegar a cambiar con el tiempo. y felizmente muchas cambiar para bien y apoyarte en todo momento.

saludos!!!!

Anónimo dijo...

Creo que algo de lo que dices en este articulo explica la razon por la cual eres lesbiana y tal ves la forma tan facil que se te hiso conseguir el apoyo de tu madre y es definitivamente tu padre el culpable de todo, quieras admitirlo o no, siempre hay una situacion similar en la vida de una lesbiana o gay, tengo un buen amigo gay y me dice que la mayoria de gente gay que conoce a tenido una experiencia sexual traumatica en su infancia y en caso de lesbianas al parecer una experiencia muy negativa no necesariamente sexual hacia los hombres como por ejemplo tener un mal padre que engaña a su esposa y abandona la familia. Respecto a si el ser homosexual es una enfermedad, pues no se podria considerar una enfermedad como una gripe o el ataque de un virus seria absurdo. Pero si es una enfermedad mental o un transtorno de comportamiento eso esta en discusion aun y bueno depende de el consenso de los que definen que es una enfermedad mental, y si logico la homofobia es una enfermedad pues es una fobia que es el rechazo generado por el miedo y es un consepto inventado por un psicologo de estados unidos que no necesariamente se apege a todos los casos de rechazo a la homosexualidad ya sea por otras razones como religion, moral, etc etc. Personalmente yo si considero que es una enfermedad en la mente un transtorno generado por alguna causa ya sea experiencia traumatica, tener en cuenta que se puede inducir a una persona a la homosexualidad de forma violenta o reiterada como sucede mucho en las carceles y bueno tal ves con apoyo psiquiatrico no en el momento que eres homosexual sino cuando suceden las situaciones traumaticas como el hecho de ser avandonado por su padre pueden ayudar a entender un poco mas la situacion y a superar esa u otras situaciones traumaticas y asi evitar tristes consecuencias.

Antonia dijo...

Mi madre lloro al menos un año, nunca lo negué ni lo grité, cuando me preguntó se lo acepté, ahora visita mi casa lesbiana y le prepara de comer a mi novia, ser refugia en mi cama lesbiana cuando mi novia sale de viaje para hacerme compañía y que no esté sóla y bien o mal sabe que ahora soy realmente feliz y eso la hace feliz.