29 de agosto de 2009

Un sueño, una señal




Pensar en el futuro no te deja vivir el presente. Puede ser que esta frase sea cierta. Yo no sé de dónde la saqué, tampoco recuerdo si la inventé. Es sábado, estoy en casa, he dormido demasiadas horas, y solo las gatas me acompañan. He soñado con el futuro, y lo extraño de todo es que el escenario que me rodeaba no era este, el de las paredes verdes, el del cigarrillo humeante y el café caliente cerca.

No era yo, quizás. Era otra persona, rescatada y liberada de las angustias cotidianas y eternas. Pero en ese sueño me encontraba en una casa grande, de paredes blancas, con un jardín amplio para las mascotas y un espacio para la parrilla. En ese sueño yo reía, y sentía que mi vida era medianamente predecible y cómoda, imposible de romper. En ese sueño no había una mujer, pero sí alguien –sin rostro y sin sexo, como una sombra- que me decía palabras gratificantes, que no me reprochaba nada, y que me conducía sin miedos a dormir a su lado, que abría sus ojos y me miraba, que me daba fuerzas para seguir, y que me repetía que yo era invencible y que siempre sería capaz de derrotar a los fantasmas.

Al despertar me pregunté cuál era la razón de tanta angustia, de tanta tristeza inmóvil, y devastadora. Sí, la depresión nuevamente. Esa enfermedad que regresa, y que a unos paraliza, y que a otros vuelve fuentes incontenibles de creatividad y de trabajo. Yo pertenezco al segundo grupo, lo cual es un alivio para mi desarrollo profesional. Pero, ¿y hasta cuándo esta pena, este vacío estúpido, este dolor que se te instala en los huesos?

Cuando trabajo mis penas se postergan, y quedan refundidas en alguna parte. Cuando me declaro en descanso total, la pena se aloja en mí, y entonces soy la misma de toda la vida, preguntándome qué pasará mañana, qué libros leeré, qué labios besaré, qué mujer me mirará a la cara al despertar, qué hijos no tendré, qué gatos me faltarán, qué familia habré adoptado, qué cuerpo será mío, qué marca de cigarrillos fumaré, qué países visitaré, qué casa habré comprado, qué rupturas habré sumado a mi lista, qué canciones cantaré, qué color de cabello tendré, qué cantidad de kilos bajaré, qué médicos conoceré, qué amigos habré perdido, qué teléfono más poderoso que el iPhone 3GS tendré, qué laptop me acompañará para escribir mis historias, qué cremas me servirán para disimular las arrugas, qué terrenos pisaré.

Demasiadas preguntas, demasiadas angustias… en una tarde de sábado.

25 comentarios:

insidethecloset dijo...

mi tarde de sabado no es muy diferente al tuyo, pero tampoco tan similar..
estoy en depresion, estoy triste.. extraño a mi novia y no puedo hacer nada para remediarlo.. =(

Anónimo dijo...

Me has dejado boquiabierta, es unas de las pocas que he leído y me han cautivado, no hay que preguntarnos tanto.

El Viejo @gustín dijo...

demasiado para un futuro q nos es incierto a todos...
un beso linda.
Solo es una pesadilla mas.

Anónimo dijo...

Somos dos arruinados.
Suerte con la depre :/

macu dijo...

todos soñamos con un futuro casi perfecto, e ideal. Pero es mejor vivir el presente, disfrutando el dia a dia, y de poco se ira construyendo ese futuro, que siempre deseamos.
El camino desconocido es uno.

besos!

- carla - dijo...

La vida nos da oportunidad de pensar muchisimo, pero tambien nos da la oportunidad de dejar las preguntas de lado y maravillarnos descubriendo lo que nuestro futuro nos tiene planeado.

Maravillate de vez en cuando, es bueno!

Besos y abrazos!

Ross dijo...

¿Por qué fiarse del reloj si cada vez que lo miras
señala una cosa distinta?. El tiempo es solo eso, tiempo. Animo.

Cris dijo...

pensar en el futuro no nos deja vivir el presente... creo que es cierto, a menudo siento que eso me pasa. y lo de los sueños asi es muy desesperante, me ha pasado que sueño algo uqe me produce felicidad, y luego, cuando despierto y veo que ha sido un sueño, no se siento que me han quitado algo :( que me falta algo.... tiene sentido?

Euge dijo...

Acostumbraba soñar con una casa blanca con un jardín grande, era un sueño recurrente siempre igual llegaba a esa casa acompañada de alguien que se suponia mi pareja pero que no podía ver dejaba mi cartera en el sofá y miraba el jardín por la ventana, una noche miere por la ventana y vi una nena que no era mia, pertenecia al sueño de otra. Me desperte enojada, rabiosa porque se estaba metiendo en mi sueño después comprendí que queria compartir mi vida con ella. Ahora el futuro no me da tanto miedo, no me deprime tanto, me preocupa más el presente jajajjaja

Besos

Milton Vela dijo...

Frente a tantas preguntas en momentos de depre, tal vez ayudaría elegir un par y encontrar las respuestas o, lo que es mejor, hacerlas, construirlas. A más interrogantes resueltas, menos ansiedad, tu futuro tráelo al hoy. Vamos pa´lante!

maru_bourne dijo...

Los fines de semana son nocivos. Hay demasiado tiempo libre para recordar lo que somos...

suvoyeur dijo...

Varela hacía poesía con los intestinos, tú no has necesitado abrirte tanto para demostrar tu desnudez en ese escrito. Es cierto que la depresión es un flagelo que te asecha cual fantasma, que aparece ahí cuando incluso todo parece estar bien. Ataca con más fervor a aquellos que suelen pensar, que son muy analíticos (me incluyo) y se vuelve invisible, solo a la espera de otro instante de paz. Creo que hay que sacarle la lengua a esos demonios, para que de una vez por todas se den cuenta que somos invensibles. Y aunque no debemos necesitar que nos lo digan, no está de más... para nada de más. Sin embargo, la respuesta suele estar adentro de nosotros... mientras tanto a seguir soñando, quizá alguien se anime a acompañarnos.

Anónimo dijo...

me he quedado sin palabras después de leer tu post. vivía en un piso de paredes verdes con una gata. conocí a una chica y me fui a vivir con ella a un piso de paredes blancas y adoptamos dos gatos. ha pasado un año y lo hemos dejado. es domingo por la tarde (en este lado del hemisferio) y siento que cada día me encuentro más deprimida, por el contrario a todo pronóstico, mi depresión no es capaz de derrumbar mis ganas de seguir escribiendo y trabajando en mis proyectos.
un abrazo

_Dr_G_ dijo...

"La vida es aquello que nos ocurre mientras hacemos planes" J. Lennon

Y si entre tus paredes verdes verdes, la gata asustada, y los recuerdos de lo que no has vivido, la figura extraña que acaricia tus cabellos y los labios nuevos por besar, estuviese el alma de la niña que ya reposada se pone a pensar en que es lo que vendrá, mejor aprende a engreirla y consentirla, escúchale bien, suelta unas lágrimas y luego échate a volar, hay gente allá afuera que tiene ganas de oírte, hay amig@s para tomarse un café o simplemente para joder, ayuda mucho yo lo sé.

Yo sueño con tener la laptop en la cama, el nuevo celular con windows mobile , pero me digo ya no, basta voy a contemplar el mar desde la ventana un rato y me siento a escribir renovado, me desconecto de la web para reconectarme conmigo adentro.

Un abrazo y besos miles, me atrevo perdón, querida amiga.

Ajá dijo...

No sé si los sueños curan o empeoran los síntomas de la depresión.

Pero yo ahora me la paso soñando, aprovechando las vacaciones que ya terminan, porque también me siento vacía.


Un placer leerte.

loquita! dijo...

Te leí y sentí que ra yo quién escribía... por qué? porque cuando me deprimo trabajo y trabajo hasta caer rendida en la noche y casi mpararme en automático en las mañanas... Cuando termina el trabajo siento q vulevo a caer en un hoyo negro lleno de interrogaciones q solo el tiempo podrà resolver.
UN ABRAZO

YINA Y LA SOLE dijo...

Rayos! acabo de postear una entrada en mi blog y te leo ahora y me conmueve el hecho que tocaramos el mismo tema...es curioso como nos re infectamos con la depresión sin saber que más hacer para inmunizarnos.Tuve la fantasía que lo estaba.

Una sonrisa desde aquí,una que nos de tanta risa que olvidemos que estamos enfermas!

Abrazo.

Claudette dijo...

El futuro es incierto, pero claro no podemos sentir curiosidad por saber como sera y en la mayoria de los casos nos da miedo enfretarlos, pero es algo k debemos hacer. Por el momento vive el presente, disfrutalo cada instante de él y deja k el futuro que llegue solo, k él mismo traera sus propios pesares.

Carolina dijo...

Muchas son las señales que nos agobian en una mañana/tarde o noche como esa... es increible la capacidad del ser humano de soportar tanto y a la vez tan poco, aveces se quiere todo y posiblemente nada...

Karina dijo...

A mi los domingos me ponen asi pero llegara un momento que no te preguntaras nada de eso, suerte y fuerzas para lo que pase y venga.

Jess dijo...

"Qué telefono mas poderoso que el iPhone 3GS tendré ejeje... en medio de la situación dificil sacas una pequeña broma... tengo que admitir que los acontecimientos recientes con respecto a ti y a R. me dejarón asi: o_o... u_u... T_T. Pero como le dije a mi mujer cuando recien nos conocimos "Todo pasa por una razón" Un abrazote E. Y un besote!

La Maga dijo...

La tristeza se instala, no sólo como una huésped sino como una habitante perpetua a la cual ya no puedo desalojar, me ahoga un aire de insuficiencia, y voy sintiendo como crece el vacío existencial...
Maldita depresión!
En esos días es inevitable que la imaginación vuele a través del tiempo (pasado, presente y futuro) y espacio (lugares que conoces y aquellos que aún no, pero te gustaría)....
Como dice Watanabe : "No hay peor tortura que la propia imaginación"
Hay que hacer el ejercicio de vivir el día a día, y mandar a la mierda a la pena...
Saludos :)

under_social_club@hotmail.com dijo...

Muy bueno, como siempre. Saludos desde Mx.

mariel dijo...

Muchas preguntas, muchas angustias, pero continuamos vivitas y coleando jejeje!!! Disfruta de tu vida, busca lo bueno... para vivir no hay que pensar mucho.

Pesan las mochilas que cargamos, pesan los años que cargamos mochilas... la pregunta es ¿Cuando pensamos en dejar en el suelo la mochila y esos años que la cargamos y cominar, caminar, caminar... vivir sin mochilas ni ataduras?

Besotes!

aries dijo...

Que complicado cuando algo te recuerda tanto a alguien y la verdad los consejos son muy buenos pero si para la mayoria de personas piensan q deberias ser feliz y igual uno se siente solo y triste bueno hoy salio el sol vamos pronto conoceras a alguien y te enamoraras y empezara todo de nuevo esa es la cruel realidad.espero conocerte.