17 de agosto de 2008

Mis secretos


(Hace unos días declaró a Trome que vendrá a cantar al Perú. Por favor, fecha y hora, allí estaré)

No es la primera vez que alguien me acusa de ventilar mi vida en mi blog o en una conversación cualquiera. ¿Acaso no guardas un secreto? Se me reclamó que hasta mis peleas más bobas con mi pareja hayan merecido un post. Pero no solo eso. También se me reclamó no haber ocultado mi lista de amores y sus circunstancias a mi actual pareja. ¿Era necesario que lo supiera todo? He pensado en el asunto, en este blog, y en el por qué parte de mi corazón queda expuesto cuando escribo unas líneas.
Nadie es tan estúpido como para no tener secretos. Uno cuenta lo que quiere contar y uno escribe lo que quiere escribir. Así que sí tengo secretos, esos secretos no están en mi blog, no se camuflan en mi columna de sexo, no se esconden en mis cuentos impublicables, no están en los archivos de mi PC, no se guardan en el baúl de los recuerdos o en mi mesita de noche. De mis secretos no hay rastros. Los llevo encima, como una segunda piel.
Son secretos porque revelan mi lado más perverso, mi lado más frágil, más estúpido, más vergonzoso, más necio y más ingenuo.
Son secretos porque simplemente no me conviene que salgan de su rincón oscuro. De ser ‘publicados’ nos dañaríamos todos, toditos, como en una reacción en cadena. Me afectan a mí, a mi pareja, a mis ex, y a las parejas de mis ex, y a las ex parejas de mis ex. ¿Para qué hacer daño? Además, la tolerancia es casi siempre una meta y no una cualidad, así que comprendo que muchas lo tomarán a mal, porque no saben tolerar que el amor no es para siempre, o que quizás hoy amas menos que en el pasado, o que quizás amas más que a todas los anteriores... Siempre habrá alguien que se pique e indague en la calidad del sexo con fulanita, o en las veces que le mentiste a menganita. Hay secretos, queridísimos lectores, en los que no vale la pena escarbar.
Pero no solo guardo secretos de amor. Hay secretos de familia, hay secretos profesionales, secretos de mis amigos que estando en la categoría de secretos jamás saldrán de mi boca…, y una interminable lista de secretos que a veces hacen muy pesada la mochila de mi vida.
Aquellos que me miran como una deslenguada (virtual o real) hoy dormirán preocupados, preguntándose qué secretos escondo.
Dulces sueños.

PD: ¿Y por qué michi escribes en un blog? Porque desde que descubrí este espacio, en diciembre de 2006, me enganché y perdí mi ya poca vergüenza. Entiendo que a veces quedo como una dulce lesbiana, otras como una incomprendida, muchas más como una estúpida, algunas como una calentona… Sí pues. Todo eso y más soy. Me divierto mucho escribiendo aquí. Escribo este blog porque me divierte, porque llena mi vida, porque cada vez se hace más especial, sobre todo cuando encuentro los comentarios de mis lectoras (es) frecuentes, y de otros: nuevecitos y bien cálidos.

10 comentarios:

Patricia dijo...

Yo solía tener un blog (bueno, aún lo tengo pero ya no escribo en él) para luego leer las entradas de hace tiempo y ver lo idiota que puedo llegar a ser.

Bueno, algo aprendía de mi misma al menos.


Saludos

Anónimo dijo...

hola, yo creo que no te has puesto a pensar que algunas cosas que escribes, pueden ser los secretos de otros. Eso puede ser un problema o no?

La pulga dijo...

Desde que se creó este blog y leo todo lo que escribes, no relatas ni detallas situaciones o aspectos íntimos míos o de los demás.
A veces me he picado porque has escrito algunas cosas que después no me han parecido, pero considero que no estás revelando alguna intimidad (como detallar el porque nos peleamos) como ejemplo, quizás coges partes de la vida o de nuestra vida para construir la historia que publicaras luego, sin que violes la intimidad de nadie.
Te conozco y sé que ni de broma escribirías algo íntimo de nadie, ni los tuyos propios para alimentar una historia, no violas en si la intimidad de nadie, ni rompes el voto de silencio que has jurado sobre algún tema que sabes que no debes de hablar.
Eres amiga de tus amigos, fiel a ellos, fiel a tu trabajo, fiel a tu familia y fiel a mí (espero que sea siempre así).
Alguien por allí y que yo erróneamente apoye porque mi “pique” dijo que no se podría confiar en ti porque al toque publicarías lo que sabes, por lo que te conozco y la confianza que te tengo sé que nunca harías una cosa así, ni perjudicarías a alguien aun teniendo alguna información a la mano. Quizás la gente se confunde y hasta yo misma me confundo porque siempre has sido muy abierta al hablar todo tipo de temas desde sexuales hasta dar tu punto de vista sobre un tema “x”, pero las personas que te conocemos sabemos que eres fregada pero no mala, eres una profesional y sabes hasta que punto llegar, y no harías algo de ese tipo por joder la vida de alguien.
Sigue con este blog, sigue escribiendo, sigue regalándonos tus escritos donde nos muestras tus sentimientos, tus vivencias, tus historias, que nosotros los que te conocemos sabemos que no detallaras nuestros secretos.

evargas dijo...

Si los secretos de otros no tienen nombre y apellido, y ni siquiera un contexto en el tiempo, creo que son secretos de nadie.
Por lo demás, este post solo era una reflexión.

keith elizabeth dijo...

Sabe lo que la llena de vida, divierte y hace sentir especial... siga con este blog. Buenas noches.

Anónimo dijo...

JAJAJA SECRETOS DE NADIE??? NO EXISTE ESO. concuerdo en que no haces la cosas por maldad ni por fastidiar, solo pienso que a veces, por esa forma tan tuya de ser, trasgredes la intimidad de otras personas. un beso

evargas dijo...

Creo que mis ex no soportan el olvido
Ja, ja...

Anónimo dijo...

No tienes pq dar explicaciones por lo que sientes o escribes, si los secretos no tienen nombre ni apellido ni describen a nadie entonces no son secretos revelados.
Me encanta como escribes, asi que no hagas caso a tonterías que escriben por allí.
Eso de transgredir la intimidad depende de como lo tomen los demas y la confianza que existe, no creo que la gente a tu alrededor se piquen o se sobresalten si saben que no revelaras nada importante. Hay gente que no es tolerante con los demas, pero que bien se sienten ellos cuando hablan de su vida o la vida de otros en público, alli si no transgreden la intimidad ni revelan secretos. A veces la doble moral juega mucho en todo esto.

yuvolleka dijo...

Ciertamente, un blog es para eso! para decir lo que se piensa, se siente y contar lo que se desea.

Y si alguien no quiere toparse con nada de ello, pues que no lo lea xD

ELEXTRA dijo...

Lamentablemente, hay mucho gente que aún no entiende la lógica de un blog. Sobre todo de uno personal. Léase en mayúsculas, PERSONAL. Y más que todo cuando ningún nombre de otra persona es publicado. Claro, siempre puede haber gente que se sienta identificada (y si son los verdaderos protagonistas de la historia, pues muy bien que lo hagan). Pero eso no significa que ventiles la vida privada de los demás. Aquí la única vida que ventila es la tuya.

Como lamía enmi blog, me he ganado insultos y hasta tres cachetadas por cosas que escribí. Si les duele tanto es por algo.. y si dijiste la verdad, pues por algo peor será que les jode tanto.

Primera vez que visito tu blog. Está bueno. También lo de las calses de periodismo, justo mi carrera. Le daré unas leídas a los posts, se ven interesantes.

Saludos,