8 de marzo de 2009

No es un manifiesto, pero se parece



De pronto, algunas personas esperan demasiado de mí. Y me siento feliz, abrumada de tantas miradas de aprecio frente a lo que consideran un acto de valentía (ser lesbiana y admitirlo parece valentía cuando la presunta mayoría está en el clóset), y al mismo tiempo comprometida, pero perturbada, sí, muy perturbada.

Sospecho que much@s esperan que diga o haga lo que ell@s ni dicen ni hacen. Quieren que sea lo que no soy, y yo que no milito más que en el Club de Fan de Vodka, mi gata, me veo obligada a aclarar que no soy predicadora a favor de la causa de las minorías sexuales, no soy activista (apenas activa, y a veces), no elaboro tesis y no estoy de acuerdo con todo lo que quizás debería estar de acuerdo, pero quizás por desconocimiento, por aburrimiento o porque odio presentir que cierta gente no lucha por un ideal sino por un protagonismo.

El abuso y el atropello contra un gay, lesbiana, trans o heterosexual me indignan. Mi rabia e indignacón no están marcada por mi gusto por las mujeres. Yo me indigno cada vez que se perpetra un acto de injusticia contra el ser humano (y contra los animales siempre) y no únicamente cuando los o las afectados (as) tienen el carné de mi club de amigos.

No soy activista porque el tiempo no me da para el debate. Y si debo estar tres horas en reunión para escribir un manifiesto que comience diciendo: “Estoy en contra de la discriminación sexual"... mejor me quedo en mi casa, y espero que me pasen el documento para firmarlo y aplaudirlo. Alzo la voz cuando debo de hacerlo, y aunque muchas veces me equivoco no quiero perder la capacidad de responder por mis actos, y mis palabras.

No elaboro tesis porque el tiempo no me lo permite. Veo con sorpresa que la palabra tesis es sinónimo de comentario o apreciación. Yo hago un comentario del tipo: “Fui una lesbiana con Caterpillar y camisa a cuadros, pero ahora estoy sin botas y con saquito, porque en la variedad está el gusto”, y alguien sostiene que esa es una tesis. No es una tesis. Es algo que viví.

Yo pienso que las mujeres pobres, pobrísimas, que no tienen para el pan de sus hijos, que son agredidas por el marido ebrio, que trabajan de 6 de la mañana a 9 de la noche tienen una vida sexual más triste y desolada, porque el cuerpo se les anula en el dolor y la injusticia. Yo pienso eso. Y ello no es una tesis. Es mi mirada. Y ojalá alguien me explique y me demuestre que una mujer así de triste puede pensar en su clítoris. ¿Puede? La pobreza se mete en la cama, y esa no es una tesis, es una realidad que caminando por las calles más pobres de Lima puedes tocar con los dedos.

Debo estar de acuerdo con el matrimonio gay, con la adopción, con las muestras afectivas de gays y lesbianas en espacios públicos. Y debo aplaudir en todas las marchas. Admito que estoy de acuerdo en mucho, y en nada a la vez, pero sobre todo aspiro a la visibilidad, para comenzar. Somos lo que somos y no debemos escondernos. Y mi pequeña lucha se resume al lema de Marga: apostando a combatir la homofobia desde la visibilidad.

¿Un niño debe tener dos papás o dos mamás? Yo creo que una pareja debe preguntarse si se encuentra realmente preparada para ello. Una pareja que está en el clóset no debe llevar sus miedos y prejuicios a una criatura. Una pareja que se golpea y se humilla no debe pretender que su violencia se comparta con un inocente. Una pareja que considera que un hijo prolongará esa unión debería entender que los hijos no son goma que pega a la gente, que extienden el amor, que postergan la separación. Mirando así las cosas quizás yo no esté preparada. Pero no soy la única. La pareja de amigos heterosexuales del piso de arriba tampoco lo está, y mi amiga y su novio tampoco. Somos más que nuestra orientación sexual.

Sobre los besos, y apapachos, y metidas de mano en parques y calles, pues debo decir que el exhibicionismo de homosexuales y heterosexuales es innecesario. Un beso, una caricia, un apretón de manos son muy diferentes a los refriegues en las esquinas iluminadas, y agrego lo de iluminadas, porque yo sí me he apretado hasta tener sexo en una esquina, pero oscura, bien oscura. Porque mi goce sexual no es espectáculo, pero si ocurre en la calle, prefiero que no haya testigos, aún sabiendo que el riesgo de ser observado es una realidad. Yo también he hecho el amor en un auto frente al mar. Y los serenos me descubrieron y tuvimos que desaparecer. Pero era de madrugada casi, y los únicos guardianes de la noche eran esos uniformados.

Y siguen las preguntas sobre cuántos penes he tenido. Hasta mi novia quiere saber el número exacto. Yo que declaré que me había profesionalizado en vaginas advierto que la cultura de la cifra es una gran mentira. Tengo amigas que han recibido ocho penes y todavía no han encontrado su clítoris. Así que mi intenso y jugoso pasado heterosexual ni lo borro ni lo expongo. Por lo menos, ahora. Relatar mis experiencias heterosexuales no me apasiona, no me calienta, no me pone ni triste. ¿Para qué entonces regresar?

Yo no me entusiasmo con el Día de la Mujer porque los Días de … no me gustan. Ojalá todos los días fueran para luchar porque cese la agresión contra la mujer, y contra el ser humano al margen de lo que se busca debajo de las sábanas cuando cae la noche. Reconozco la lucha histórica de las mujeres, pero también la de los buenos hombres que han estado al lado.

Odio escuchar esto: “Yo descanso el domingo porque soy madre y ese día tengo que abrazar a mi hijo”. ¿Y las solteras no tenemos nada que abrazar el domingo? ¿Y los caballeros no tienen madre que apretar el domingo?

No soy feminista, pero tengo amigas que lo son y no me canso de escucharlas y admirarlas.

No quiero decir lo políticamente correcto para mi grupo (la minoría).

Simplemente pido permiso para seguir siendo yo.

PD: En unas horas partiré con R. a Cuba. Llego a Lima el viernes, dicto mi taller, presento mi libro por segunda vez y vuelo a México.

Foto: “Historias de Amor” (visibilizando el amor homosexual a través de la cultura), muestra que acaba de finalizar en el Centro Cultural de España en Lima. Extraña tonalidad ámbar que no sé explicar y que sigo preguntando a mi iPhone.

25 comentarios:

El Paki dijo...

Nunca más ponderado, más oportuno y más claro Esther. Alas y buen viento, pronto regreso y que te vaya demasiado bien (como hasta hoy)

Un gran abrazo!

Ev dijo...

Se que siempre dicen esto pero... me encanto este post!
Yo siempre he tratado de ser autentica ni la modelo de madre y mujer que hace todo por su familia, ni la radical "feminista" que pide a los demas "igualdad" cuando ella misma se hace menos sin pensarlo.
He tratado siempre de ser lo quiero ser,amar a quien quiera amar y decir lo que quiera decir ,claro que sin ofender o interferir con alguien o algo.
Me revienta que me saluden por el dia de mi genero,porque no necesito que nadie me diga soy igual mejor o peor q el genero opuesto.
Que disfrutes tu viaje y espero te tomes muchas fotos y las muestres si se te antoja,
Un abrazo

Anónimo dijo...

Suscribo cada línea Esther.
Admiro tu autenticidad y tu manera de ser. Creo que hoy es un día más porque todos los dìas son para la lucha por una vida mejor para los seres humanos.
Soy activista lesbiana y sé de lo que hablas cuando dices debate y tres horas para llegar al acuerdo de NO DISCRIMINAMOS por esto o lo otro.
Se aprecia la sinceridad y la falta de miedo a la hora de decir lo politicamente correcto
Luz

marga dijo...

cada día escribís mejor, qué orgullo, y qué envidia...

estoy absolutamente de acuerdo contigo, ojalá pudiera yo desnudar la estupidez de la gente con ese delicado equilibrio con que lo hacés voz, sin herir pero tampoco mentir...

gracias por citar mi lema :)

un abrazo

Male dijo...

Ya había escrito el comentario y no se que pasó.
le di publicar y decía acción duplicada!!! y no se publicó. grrr

En fin.
Te había dicho que me gustó mucho tu post.
lo que expresas, gracias por compartirlo.

Que tengas un excelente viaje, tanto de ida como de vuelta, mucho éxito con tu libro
y dices que también vienes a México?
que bien !!!

También te pregunté que si puedo agregarte a mis contactos de msn, he leído que ya te gusta.
tu dime, sopis (es como decir si estás de acuerdo)

Bueno, me despido.
cuidate mucho, un abrazo sincero desde Sonora.
chao
Male
:)

Anónimo dijo...

...sos hiper sincera, muy real, me encanta leerte, pero sólo este blog donde es más personal. Tal vez algun@s hacen ese tipo de preguntas molestas por el nombre de tus blogs, casi todos tratan de sexo, no? Y cuando te vuelvan a preguntar por la cantidad, diles 500, así les tapas la boca. Les tapas la boca con penes... al que le guste que te lo pregunte. A.A.A.

Anónimo dijo...

No soy lesbiana, pero estoy de acuerdo en todo. Mi hermana lo es y piensa como tú, pero es enemiga de internet.
Ya compro tu libro y dice que es lo maximo. Hoy compro para mí.
Besos Esther
Alicia

Mariel dijo...

Que placer leer en estas líneas palabras que alguna vez se mezclaron en charlas con mi pareja.

Cuando haces referencia a los hijos estoy 100% de acuerdo con vos. En realidad, estoy de acuerdo en todo; me movilizan los intestinos las injusticias, involucren o no homosexuales.

Feliz Día Mujeres!!

Besotes, buen viaje, éxitos.-

BocaDelcielo dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices.

Feliz día de la mujer! (para quién lo celebra).

PD: Buen viaje!

Nidia dijo...

Fuera de ser mujeres u hombres somos seres humanos...
gracias Esther por una vez más regalarnos un texto que vale la pena.

besos!
cuidate!

Adrii Sweety dijo...

Hola aqui pasando a saludar.

Yo si soy feminista xD.

Como siempre todo lo que escribes lleno de razon.

Suerte en tu viaje.

Y feliz dia de la mujer!!!

YINA Y LA SOLE dijo...

Adhesión total a tu manifiesto aunque por estar metida en el closet no lo parezca...

Suerte y bienestar de ida y de vuelta...

Coti O.León dijo...

Un tiempo me jacté de ser feminista, aun sin saber exactamente como debia de funcionar como tal.
Yo ahora sólo conosco a la raza humana.
Buenisima entrada.

PS. gracias por pasarte por mi blog.

yiya dijo...

Que lindo esther lo que has escrito y coincido en muchas cosas con vos, aunque hoy, especialmente me quedo con esta frace tuya "Somos más que nuestra orientación sexual."
Un gran abrazo y suerte en este viaje!!!

Evange dijo...

Me estoy por ir a trabajar y no llego a leer todo tu posteo, asi que mas tarde con tiempo lo haré.

Grossa es...a ver...grande? super? importante?

No sé...quizás no es exactamente ninguna de las tres. Pero ya me va a salir el sinónimo adecuado.


Besote!

Maty dijo...

Que tengas un viaje muy agradable y bienvenida a México... me alegra que conozcas Guadalajara es un estado muy lindo asi ... tu estrito todo es claro.. cierto... esa parte que hablas de las mujeres pobres me ha hecho llorar, me trae a la mente la vida de mi madre y uuff me ha sido dificil superar muchas cosas de mi infancia... pero cuando miro la infancia, bueno la vida misma de mi madre, si que me estremesco y agradesco infinitamente la vida que hoy dia llevo, recuerdo que mi madre tenía 49 años cuando tuvo una relación fortuita y llena de emoción me dijo que por primera vez se había sentido mujer y había experimentado su primer orgasmo, increible pero cierto.... Abrazos

Anónimo dijo...

grossa es a mi entender y según la forma en que fue usado, ancha... o mejor dicho gorda. Es lo que no se atrevió a decir, cobarde como yo pero en sentidos diferentes. Grossa linda, agrego.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Fátima me pasó la voz de este post (ayer estuve desconectado de casi todo) y realmente está muy bueno. Como tu libro, que lo terminé hace 3 días: sincero, honesto, bien escrito y con las palabras bien puestas.
Disfruta de las vacaciones. Un abrazo.

Anastàsia dijo...

Impecable Post:bien escrito , jugoso , sincero y ,para mi, totalmente verdadero. No podia estar más de acuerdo contigo...Aunque me queda la triste sensación , que en este mundo de etiquetas ,algunas cosas de las que has dicho , si hubieran sido dichas por un hetero , algun@s le hubieran tachado de homófoba. Pero como tu bien dices y yo lo aplico a tod@s heteros y homos,"somos algo más que nuestra orientación sexual"

Ana Claudia dijo...

Yo tampoco estoy muy de acuerdo con los días de... como si una tenga que recordar que debemos ser un poquito más considerados con la mujer qe nos aguanto 9 meses y nos soporto las mil y un travesuras, y decidir quitarle el mandil, prepararle el almuerzo, y llevarle rosas, para al siguiente día gritarle en la cara un par de estupidces, y seguir tratándola igual. Huevadas, así como las demás celebraciones.

Y, tienes razón. Las cosas no se hacen porque hay un club al que debe cumplirle, sino así lo quieres. I mean, son como los noviazgos hetero, hay algunos que se esconden de la mami, o del papi, o de la amiga celosa... eso pasa. El mundo gay no existe: es un sólo mundo de humanos que no se cansan de cometer error tras error.

A ver cuándo aprenderemos y dejemos de ser un poquito hipócritas, que las virtudes no se predican, se practican. Como el ser uno mismo, y decir lo que se piensa y hacer lo que más quieres.


y, nada, me extendí... el tema da para mucho, muchísimo. Ojalá siendo nosotras mismas podamos hacer algo, y si no, bueno, hagamos algo más.

Espero que andes bien, Esther. Y, que te vaya bien en tus viajes, y en lo de tus proyectos. Besos.

pao dijo...

estuve sin internet xD perdida mal! me fascina!!! como escribis ni mas ni menos

Koala dijo...

muy padres post!
escribes muy bien!!

saludos

Carolina dijo...

Tuve problemas con mi blog espero que por el vinculo encuentres el nuevo. Espero que sigamos en contacto. Un Abrazo desde Venezuela. Att. Carolina

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog
Besos
Ali

Anónimo dijo...

Esther:
tus amigas lesbianas no saben leer o solo leen cosas del corazón.
Este post es magnífico y veo que no comentan.
Les gusta la cochinadita nomás.
Eso dice mucho del nivel cultural de las lesbianas peruanas y de más allá.
Abrazos.
I.León