13 de marzo de 2009

Sospechosas en Cuba


Ella y yo arribamos al aeropuerto José Martí de La Habana. Enganchadas de nuestros respectivos dedos meñiques, ella y yo estamos felices. Lo dicen nuestros rostros, la ausencia de peleas, y hasta la extraña serenidad que mostré durante el vuelo.


Llevo semanas de insomnio o de un sueño profundo de apenas tres horas. Necesito liberarme de todo estrés. Y ella también pretende relajarse. Hemos pisado La Habana y todo hace indicar que nada –menos mi mal genio y yo- arruinará la estancia que tanto hemos esperado. Así que somos felices de pensar que lo seremos aún más en los próximos días.


La zona de control migratorio es de un crema pálido y helado. Estoy delante de un uniformado de verde, de ojos verdes y boca carnosa.


Me pide que mire la cámara. Y miro. Como siempre, estas circunstancias me alteran, me hacen sentir terrorista internacional.


Luego pregunta:
-¿Profesión?-. Y yo había recibido la advertencia de decir cualquier cosa menos periodista, pero cómo no sé inventarme profesión dudé y dudé.
Luego dije:
-Comunicadora, Comunicaciones…


El sujeto alzó la mirada, y yo me sentí experta en rastrear comunicaciones del enemigo, especialista en espionaje, ‘chuponeadora’ profesional.

Ella ya había pasado este control. Nos encontramos delante de la faja que lanza las maletas. Me irrita la espera. No soporto mirar maletas que no son mías y que parecen sin dueño, mientras yo aguardo como una boba. No soporto recordar que viajo mucho y mi maleta es prestada. Para no joder a R. decidí mirar a los perros policías. Me parecieron inofensivos. Para no joder a R. comencé a buscar un buen culo cubano, pero solo encontré ejemplares masculinos y, encima, con uniforme.


Observé con calma a los uniformados: eran realmente guapos y rudos. Y en esas estaba cuando el más perfecto de todos me preguntó a qué me dedicaba, por qué estaba en Cuba, cuántas veces había venido, qué estaba ocurriendo en Lima. Respondí amablemente.


Regreso al encuentro de R. Cuando mi nariz detectó el humo de un cigarrillo no dudé en encender el mío. Sí, en Cuba, las indicaciones de NO FUMAR están en todas partes, pero nadie las cumple. La zona de fumadores no existe porque Cuba tiene el aroma del habano y del cigarrillo negro. Así que fumé como para relajarme. Recuerdo haber casi mordido mi cigarro. No quería estar allí. Quería nadar ya mismo.


Las maletas llegaron.

Y con las maletas dos policías de Migraciones.

-Vengan por aquí, ordenaron. Pidieron nuestros pasaportes. Preguntamos si pasaba algo y no hubo respuesta.

Dice R. que yo estaba pálida. Digo yo que R. estaba pálida.

Nos llevaron a la oficina de Migraciones. Yo ingresé primero haciéndome la valiente.

Y entonces una señora oficial me advirtió:
-Le haremos una prueba de explosivos y narcóticos.

R. estaba afuera. Cuando la puerta se cerró me sentí prisionera de guerra.

-Escuchó: Explosivos y narcóticos- reiteró la mujer, ruda y sin alma de cubana. La cara del comandante y de Raúl me miraban desde el fondo.

Pensé:

  • Lo más explosivo que he tocado en los últimos días, meses, y hasta años ha sido el culo de mi chica. Lo más narcótico que he tocado ha sido este pucho de mierda que nunca debí encender.

Extendí las manos. Las manos me sudaban. Un negro inmenso que parecía esculpido en piedra pasó un algodón o algo parecido sobre mis manos. Lo pasó dos veces. El sudor caía de mis manos. Lo mismo hicieron con mi maleta que por suerte no sudaba.

Al rato me hicieron salir. Luego entró mi novia, más firme que yo, pero pálida.

Yo sudaba más y más.

Ella abandonó la sala al poco tiempo.

-Bienvenidos a Cuba-dijo el atractivo y desmarcado oficial. No parecía anfitrión.


Las dos salimos desvanecidas del aeropuerto. Habían pasado 45 minutos. Yo murmuraba varios hijos de puta, mientras mi chica intentaba reconstruir mis torpes movimientos, miradas y absurdas reacciones, siempre de sospechosa, de terrorista internacional.

¿Por qué nos eligieron a nosotras dos, tan dulces, tan enamoradas, tan simples entre tanto gringo en el lugar?

-Un chico gay estaba en el cuarto de al lado. Le hicieron la misma prueba-dijo R.

-Sería demasiado pensar que nuestros dedos meñiques nos hubieran delatado, y si así fuera me parece de lo más absurdo, pues muchísimos gays y lesbianas arriban por estos lares. No ignoro la represión contra los homosexuales en Cuba, pero hay una mayor apertura. Hay pequeños y significativos avances. Sin embargo...el camino por la tolerancia es largo y espinoso

Quedaban dos opciones para explicar nuestra calidad de sospechosa:


-El azar, mi amor. Yo soy piña.

Y la otra:

-Mi estúpida y nerviosa declaración sobre mi profesión.

Llegamos al hotel, tomamos varias cervezas y mojitos, caminamos por la playa de Varadero, y cuando la luna ya nos iluminaba la cara nos fuimos a la cama.


Me abracé a su cuerpo pequeño, me abracé muy fuerte y luego me dormí, segura y confiada.

Cuba es un país maravilloso, donde cualquiera es sospechoso. Y eso jode, pero en sus calles y en sus gentes hay una belleza que conmueve y enamora.


Ella y yo no olvidaremos el mensaje de bienvenida que nos dejó en la cama matrimonial la camarera. No sé si ella nos adivinó lesbianas y pareja, pero armó con las sábanas unos curiosos corazones para desarmar como luego desarmamos.

38 comentarios:

Factorizada dijo...

Menudo susto os debisteis de dar! menos mal que al final todo salió bien y pudisteis disfrutar de Cuba. Besos.

Aquiles Martin dijo...

Cuidado querida esther, la represión a los bloggers es más fuerte, mejor espera a regresar para que nos cuentes tus impresiones acerca de cuba, mientras tanto sigue hablándonos mejor de otros temas.
No quisiera q te pase nada, a un amigo fotógrafo no lo dejaron salir varias semanas.

Anónimo dijo...

Excelente relato.
Yo también estuve con mi novia en Cuba. Pero me pararon en la calle, en La Habana, por darle un beso.
Mal rato el que pasamos. Luego unos amigos gays nos dirían que suele ser así, pero que andan calmaditos.

Cristina

BocaDelcielo dijo...

De estar ahí de hecho me hacían lo mismo pero por piña!!!

Carolina dijo...

Tu relato me desperto un curiosidad enorme sobre la Isla, que matices tan asombrosos... pasar por toda esa experiencia para llegar a un final tan divino !!

rita-chan dijo...

wooow que piñas, yo creo k es ser piña..pero si ps como dices cualquiera es sospechoso....

disfrutaste tus corticas vacaciones eso es lo mas rescatable

saludoss

Kenia Patricia dijo...

wow! q emocionante y cardiaco! jajaja

aam q bueno q todo haya salido bien, y q disfruten su estancia en esa hermosa isla!!!

saludos!

Diana dijo...

wow que expereincia, pero finalmente la pasaron bien y felices... que chevere seria ir a cuba con jenn

Nidia dijo...

asu yo tengo miedo de ir a Cuba =S yo me desmayo si me dicen q me van a revisar! soy muuuy nerviosa!
pero lo bacan es que se pasan momentos inolvidables =D
un beso!
cuidate!

La Azafata dijo...

Hasta yo sude...

Lo importate es que valio la pena el viaje...

Ese tipo de experiencias son buenas, dejan huellas...

Kisses

kate dijo...

Ay! o sea que ahora si me voy de viaje a Cuba y digo que soy estudiante de periodismo me podrian hacer pasar por todo eso? Me moriria de pánico! más aun viendolos a todos tan grandotes y musculosos y yo tan chiquitita.
Que michi tiene de malo ser periodista, y mas aun ser lesbiana? en fin Cuba es Cuba.
Espero que la este pasando bien por alli fuera del grato "recibimiento"

Miss Fiamma dijo...

Portadoras de felicidad. Eso ya es un escándalo.
Un abrazo y que terminen bien la estadía.
;)

Anastàsia dijo...

Pero bueno.... a quien se le ocurre decir en Cuba que sois comunicadoras??? Es lo mismo que llevar una camiseta que ponga I LOVE AMERICA,es decir:UNA PROVOCACION !!!!.
Menudo miedo debisteis pasar , no por el registro , sino por la foto del comendante y su hermano ,colgados como un San Cristo ...jajajaja
Joder!4 personas que hablo , las 4 con insomnio ....Pero que nos esta pasando ??? Malas energias , querida...
Bueno espero que este viajecito , a pesar de todo , te haya servido para liberarte de ellas!
Bueno ya contaras mas , cuando estes "fuera de peligro" .
Perdon por los acentos que no puse , otra vez me cambiaron el teclado...

Anónimo dijo...

No puedo creer que seas tan nerviosa nena
Pero esos tíos seguro que te asustaron. Disculpa pero tu post me dio risa por la forma como narras todo, y también me hizo sudar.
Gran narradora que eres

Rita

Anónimo dijo...

Me alegro que haya sido solo un susto. Que gran experiencia caramba
te felicito por ser tan honesta, pues es muy fácil quedar como la valiente, pero te presentas vulnerable, cosa que muchos evitarían.

Saludos
Rosy

Mariel dijo...

Tranki y relax, se lo merece :D

Saludos.-

marga dijo...

qué mierda, yo armo un kilombo que todavía estoy en cuba

qué suerte que no fui ni iré

no es por cuba, porque pienso que en cualquier parte puede pasarnos lo mismo, sino por el maltrato y la discriminación, no los soporto

conociéndome, el episodio me hubiera amargado la estadía

besos

Ev dijo...

Que susto!!! Tambien tu llevaste un anuncio de CUIDADO en la frente al decir que eres comunicadora... Felizmente ya paso y ahora disfrutan de la playita :)
Minimo te fumaras un par de habanos,que los disfrutes
Un abrazo

evargas dijo...

Holas
Ya estoy en mi país.
Sana, salva y complacida.

Querida Marga:
Tengo un carácter endemoniado, pero soy extremista: o me quedo muda y helada, o armo el ESCÁNDALO.
Esta vez el miedo me paralizó. Quizás porque no había dormido nada, quizás porque me tomaron por sorpresa, porque me atarantaron, porque pensé que un quilombo -como dices- pondría en riesgo a mi novia...
De todas formas, mi estancia fue grata y no la olvidaré.

Cris dijo...

que miedo :S lo bueno es que pudieron disfrutar despues. Saludos!

Yennifer dijo...

me paso algo parecido a eso que me detuvieran en la escala que tuve que hacer en colombia camino a los estados unidos, me puse tan nerviosa xD .. es horribleee ..


que bueno que todo este bien con R. ... muchas buenas vibras,
quise ir a la presentacion de tu libro pero tuve que trabajar, y hoy lo presentas de nuevo y ya me secuetraran, fuck

pero de todas me lo voy a comprar
esos capitulos ineditos tengo que leerlos xD

un abrazo y felicitaciones por el libro :)

pao dijo...

me encanta la forma en que lo contas xD me alegra que al final todo haya salido bien besoteee

Orland0 dijo...

Una narración excelente, lo bueno de todo esto es que no te precipites, aún sobra bastante blog para contarnos tus anecdotas...

¡Todo a de ser lleno de emociones!

lau dijo...

la verdad que nada me sorprende después de que en un mcdonalds me prepoteara un guardia de seguridad y nos echara a mí y a mi pareja porque yo le daba helado a ella y nos mirabamos con cara de idiotas enamoradas..

lamentablemente estas situaciones van a continuar existiendo..


gracias por pasarte por mi espacio.

saludos..

Adrii Sweety dijo...

Que bueno que si disfrutaron de su estancia en Cuba, aunque a mi me darian miedo todas esas inspecciones.

Saluditos!!!

von Eisberg dijo...

Es como el huevo y la gallina. ¿Somos realmente discriminadas o estamos hipersensibilizadas a la posibilidad de que tal cosa ocurra? Los controles en los aeropuertos son cada vez más estrictos y le pueden tocar a cualquiera. Sé del caso de académicos, con cartas de invitación de universidades prestigiosas, visados totalmente en regla, heterosexuales, con el aspecto menos amenazante o sospechoso del planeta, a los cuales han hecho quedar en calzones en el control migratorio.
Saludos cordialísimos.

Coti O.León dijo...

Es raro que añore el olor de Cuba. Nunca he estado ahi, talvez algun día.
¡Qué buena manera de contarnos el tremendo susto! pero que emoción. CHI.
Un beso

Paco Guerrero dijo...

me has echo sudar la gota gorda con tu relato.
pero al final todo saLIO BIEN.
y me alegro.
besos

lict dijo...

hola :)!!!

ac tiempo que escuche sobre ti, x las noticias y eso..

estuve leyendo tus post..me encantaron!!!

me encanta las lesbianas orgullosas d serlo!!

aunq no he salido del closet.. pero me considero mas gay que nadie :) xD..

me ecanto tu post del dia d san valentin :)!!

voy a seguir visitando.. a ver si me visitas mi blog :(

aunq no es mucho al lado del tuyo..
saludos :)!!

se le admira!

espero ver su libro x mi ciudad...

=D!!

andrés dijo...

De casualidad cai por aqui.
Realmente si que es toda una historia la que te sucedió, benditas esas cosas que nos entregan anecdotas para contar, y en tu caso escribirlas muy bien

saludos!!!

Cathy Pazos dijo...

Vaya que tal sustito no?, bueno a pesar de todo disfruta de tus vacaciones, siempre caen muy bien...

Besitos

:: Rêveur. dijo...

Que horrible debe ser recivido así, jamás he salido de mi hogar, estado, país aunque está en mis planes salir pronto.

(: Sería fabuloso saber que puedo tener tu libro, la lástima es que Guadalajara me queda lejísimos.

¿Y qué tal te recivieron aquí?

Gaycolectivo dijo...

Hay un blog que se llama Gaycolectivo, no sé si lo has visto: http://gaycolectivo.blogspot.com/ Pues resulta que están en busca de nuevos bloggers, qué opinas en participar en la convocatoria?

http://gaycolectivoconvocatoria.blogspot.com/2009/03/convocatoria.html

YINA Y LA SOLE dijo...

uy yo ya estaba nerviosa desde antes de leerte,raro ¿verdad? espero un día poder visitar Cuba y ya se que no debo decir :)
Oh la verdad es que extrañe mucho leerte...
Interesante post
Saludos y
Bienvenida!

c h i n a dijo...

de casualidad llegue aca.
muy bueno el relato!

c h i n a dijo...

de casualidad llegue aca.
muy bueno el relato!

marga dijo...

no necesitás explicarme nada, tu conducta fue la correcta, sólo que yo me creo más valiente de lo que en realidad soy
hiciste bien en cuidarla
besos

Bolero dijo...

Lo mejor del relato es el final, lo anterior se queda en el anecdotario particular, asíq a disfrutar
Yo lo pasé un poco mal al entral JFK, pero no por mi, q mi pasaporte es español, y soy blanquita, y sobre todo llevaba dinero, por otras personas q llegaban en un avión africano y les miraron hasta las caries
Así es el mundo

muakkkkkkkkkk