8 de febrero de 2008

Lo que ellas no dicen

Las mujeres son demasiados pudorosas a la hora de hablar de sexo. Y yo no sé por qué. Yo nunca tuve ese problema. Me gusta hablarlo con mis amigos, jamás en público. Lo he hecho alguna vez por mi trabajo en Perú.21, pero me siento robotizada, y con ganas de correr. No me gusta hablar con extraños, en general creo que prefiero escribir a hablar. Es más fácil buscar palabras y amarrarlas unas a otras que romper el silencio. Yo te puedo escribir diez horas seguidas, siempre que no me falte un cigarro y un café. Pero jamás te hablaré diez horas si no te conozco de nada.

Quizás por eso he llegado a entender (o trato de entender) por qué últimamente nadie ha querido darme una entrevista, cuyo tema central es el sexo. Sin embargo, me llama la atención que siendo famosos se sientan cohibidos. Desde Magaly Medina hasta Martha Hildebrandt han dicho que el asunto no les interesa. Podría entenderlo en verdad, pero no quiero hacerlo.

Llamo por teléfono y todas las voces me dicen que de eso no hablan.

Una actriz que sale en la tele me dijo que no habla de sexo porque no es una puta. Me sentí una puta al pararme, mirarla con cara de "eres una hipócrita" y largarme para siempre, pensando en por qué diablos me citó. La actriz a la que yo confundí con puta conduce un breve espacio en un noticiero local, donde más de una vez ha comentado la vida sexual de famosos locales y extranjeros. Es tan fácil mirar a la cámara y hablar de otros, pero es tan difícil mirar la grabadora y hablar de sí mismo. La entiendo y está en su derecho.

No es fácil conseguir que la gente te hable de sexo. Los hombres piensan inmediatamente que les preguntaré el tamaño de su pene y las mujeres, seguro, temen que les pregunte si llegan al orgasmo.

Seguiré insistiendo, aunque me sienta una puta dispuesta solo a escuchar.

4 comentarios:

Jaime Chau Cossío dijo...

Sería bacán una entrevista a Alessandra Rampolla... ¿ quién entrevista a quién?
¡Saludos!

Jaime Chau

reinadecapitada dijo...

la rampolla está riquísima, será porque me gustan así, llenitas. ¡sí, anda, entrevístala!

Bea dijo...

Yo creo que la Rampolla sería una buena entrevistada, aunque ya aparece mucho ¿no?. Es díficil hablar de sexo tan publicamente, yo lo hago con mis amigos, me encanta hablar de sexo, contar nuestras experiencias, hacernos preguntas, pero creo que lo pensaría bien si tuviera que hablar en un medio. En fin, sigue intentandolo.

Pierina L. dijo...

Pienso que cualquier persona es susceptible de responder con sinceridad si se le ayuda un poco con las preguntas, siempre hay manera de llegar a alguien, por mas dificil que parezca, porque al fin y al cabo...y a pesar de las represiones todos queremos una persona que nos escuche con atencion, aunque sea un momento.