6 de febrero de 2008

Por qué Chavela Vargas

Amo a Chavela Vargas, río y lloro cuando la escucho. Su voz me desgarra y me alegra. Cuando la descubrí gracias a un amigo que me la presentó mientras veía una película de Almodóvar entendí que nunca más podría apartarme de ella. Se convertiría en uno de mis trovadores top ,junto a Sabina y Calamaro. Me encargué de difundir su música -sin mucho éxito- entre mis amigas lesbianas. Mucho tiempo después logré entrevistarla para La República. Yo que ya había leído demasiado de ella y que prácticamente no tenía preguntas caí rendida ante su presencia. Le dije que la admiraba sin ninguna vergÜenza y nos dimos un fuerte abrazo, como para llevarme por siempre el recuerdo.
Hace poco leyendo un libro de Villoro pregunté a mis alumnos si conocían a Chavela, pues Villoro había titulado una de sus crónicas con una canción que siempre canta Chavela y que yo la he visto cantar con el alma desnuda. Pues nadie la conocía. Tuve ganas de interrumpir la clase para que todos escucharan MUNDO RARO desde mi celular con MP3, pero pensé que no le darìan mayor bola, y que yo estaba tan chiflada como a veces parece que lo está Chavela.
Me quedé con las ganas. Este post es simplemente un tributo a una voz que me canta al oído cada vez que amo más, que sufro más, que quiero vivir demasiado, que pretendo morirme ya, que me lleno de odio, que me dejo llevar por el mundo.
Chavela es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida, aunque piensen todos que exagero.
Chavela, mexicana de vocación, lesbiana, tequilera retirada, pistolera enamorada, amante discreta... Chavela es todo lo que alguna vez quise ser. Excepto lo de mexicana, porque del Perú uno no se puede librar así lo desee con todo el alma. Me encantaría vivir esas noches locas de Chavela, entre Frieda Khalo y Diego Rivera, en esos bares que jamás conoceré porque se los llevó el tiempo. Me gustaría tener como ella una pistola y lanzarme de una ventana para demostrar que amo demasiado.
Pero no soy Chavela ni lo seré, porque no me gusta tanto el tequila, porque cada vez tolero menos las resacas, porque nadie se merece una bala mía, porque mis ganas de vivir, pese a todo, son más grandes. No puedo ser Chavela porque mi lado frívolo pesa mucho: quiero vacaciones en un hotel cinco estrellas, quiero demasiadas carteras y una lap top. No puedo ser Chavela porque ella odia el Internet y yo no sé vivir sin Internet.
Pero Chavela está conmigo, en mi PC, en mi celular, en mi MP3, en las películas que jamás olvidaré, en los recuerdos de borrachera más emblemáticos. Aquí dos clips para que conozcan a Chavela si no saben de ella ni el nombre. Chavela está en You Tube, qué locura... Pensar que antes de que la descubriera Almodóvar, Chavela estaba enterrada en un bar de Madrid, preguntándose por qué las mujeres eran tan perras, por qué los amores tan desgraciados, por qué la vida tan fugaz...



6 comentarios:

Jaime Chau Cossío dijo...

`Chavela´ Vargas, la "del poncho rojo", mucho gusto, Jaime Chau.
Tiene una voz excepcional, común de los cantantes de música ranchera.

Fabrixio dijo...

Así que Chavelita, no? Una grande entre grandes, no hay duda. No me sorprende que ella sea una de sus diosas en la tierra, profesora. Escribe usted con una ternura salvaje, con una especie de amor/odio salido de las entrañas. Qué orgulloso haberla escuchado como profesora en el ciclo pasado. Tal vez, algún día, pueda oírla como amiga.
Un abrazo.
Su alumno que siempre llegaba tarde...
Fabricio E.

reinadecapitada dijo...

¡chavela vargas!

ah, la gran chavela

hasta hace un tiempo la escuchaba para acompañar lágrimas. hoy la he dejado de lado, maestra será, pero yo no tengo ganas de recordar las penas que lloré teniéndola de soundtrack. no quiero terminar chupando en un bar de mala muerte y pansando por qué ELLA no me quiso. ahora escucho pop frivolón. será la época. será melón..

reinadecapitada dijo...

p.d. ¿no pegó entre tus amigas lesbianas? qué raro, tenía entendido que la chave era un ícono léxere.

Seamos lecas dijo...

Yo me casaria con esa mujer

Doris dijo...

quien pudiera reir como llora chavela vargas? y cada ves que escucho la llorona se me antoja un tequila aunque no me guste el tequila, pero ese es un secreto que me puede dejar sin pais y sin familia jejeje