22 de octubre de 2008

Meme de las seis cosas


Catalina me pasa este Meme que alguien le jugó. Es el Meme de las seis cosas que me encantan y las seis cosas que detesto. Y aquí está. Advierto que es largo y algo amargado.

Me encanta:

  1. Mis gatas. Desde hace nueve años tengo gatas propias. Y digo propias porque siempre le robaba las gatas a mi tía Hilda. El placer de la gata propia no sé si será igual al de la casa propia (porque no tengo casa propia), pero me hace profundamente feliz, al punto que ya no siento la soledad de vivir sola (vaya, redundancia). Tengo cuatro, como algunos saben. Vodka, la diosa mayor. Thelma, rubia e invasora. Betty, inspirada en una telenovela colombiana. Madonna, copia de la diosa terrenal divorciada. Amo todo lo relacionado con los gatos. Soy una gatófila. Y podría tener más, pero reconozco que nunca habrá espacio ni vecinos amables. Mi casa está llena de adornos de gatos, de libros de gatos, y de pelos de gatos.
  2. Mis libros. En una época de mi vida vendí libros. Tenía veinte años y trabajaba en El Mundo. Por amor a una mujer vendí muchos muchos libros, menos uno. Y aquí lo estoy mirando, viejo, amarillo, raspado, manchado de café. Es un ejemplar grueso de pasta marrón con dos novelas de Ernesto Sábato (El Túnel y Sobre Héroes y Tumbas) que sobrevivió a mi calentura. Mucho tiempo después volvería a vender libros. Siempre por lo mismo: una mujer. Alguna vez fui con Christian Vallejo, mi genial amigo, a Grau y Amazonas. A él también lo movía una mujer. Con el dinero ganado, Christian se daba el gusto de invitar café y tostadas, y café, y café, a una de sus chicas. Y yo podía pagar la cuenta del bar a una chica. Ya no vendo libros. Ni siquiera los que no me gustan. Ni siquiera los de Bryce. En estos tiempos compro más libros que nunca. Y debo alegrarme de ya no comprar ediciones piratas. En uno de mis libreros hay un apartado para libros de sexo que jamás pensé comprar. No porque me sobrara experiencia sino porque el sexo es mejor hacerlo que leerlo (cosas que una columnista de sexo también piensa). Mis libros van conmigo a todas partes. No hay mudanza en la que alguno se pierda. Ya no.
  3. La cama. No diré MI CAMA. No soy apegada a MI CAMA, porque he dormido en muchas camas, y me he sentido muy cómoda siempre, incluso en una que era de cemento y que estaba pegada al piso, en un hostalito de la avenida Wilson. Sin embargo, debo aclarar que me refiero estrictamente al sentido de propiedad. No he tenido una cama diez años o cinco años de largo. He dormido en muchas partes y siempre me he acostumbrado. Me encanta en general estar en una cama, hundida, sin hacer nada, oliendo a la noche anterior. Amo ese estado de medio dormida y media viva, en una cama, sea quien sea la dueña. Es posible que a esta cama que ya me aguanta dos años le agarre más cariño. No lo sé, en verdad. Cada vez que me mudo o cambio de pareja pierdo una cama y un colchón. He perdido varios juegos ya, y quizás por eso no me apego. Pero la sensación de ESTAR EN LA CAMA me parece lo máximo.
  4. Comprar. Cuando ingreso a una tienda por departamentos, a una feria o a un mercado, o cuando aterrizo en algún lugar donde haya cosas para comprar COMPRO!!! Y este es mi lado más frívolo, según mi amiga Elena. Me vuelvo el ser más frívolo y consumista del mundo. Quiero todo, y para todo habrá la excusa de ‘lo necesito’. Cuando no compro me siento triste y desconsolada. Puedo pensar dos días en lo mismo. Y no encontrar consuelo hasta que un regalo me cae del cielo. ¿Qué compro? Lo que me gusta. Puede ser tan insignificante como un gatito de felpa o tan inalcanzable como un Plasma de mil pulgadas, pero siempre moriré por una cartera y por unos zapatos.
  5. El periodismo. Empecé a trabajar cuando tenía 17 años. Desde ese día supe que no habría otro oficio para mí. He tenido bajones, épocas negras en las que pretendía abandonarlo todo y dedicarme a la artesanía. También pensé en tener un bar. También soñé con vender tacos o pizzas. Pues… Soy periodista. La mitad de mi vida la he dedicado al periodismo, y no me arrepiento. Todo lo que soy (y lo que todavía no soy) se lo debo a mi carrera, y a mis jefes que me toleraron el mal humor, las ganas de morirme, y la risa de idiota cada vez que algo salía como yo lo había prometido. Me gusta el periodismo porque me permite escribir, y a estas alturas de la vida, escribo incluso como me da la gana, lo cual ya es casi un premio. Todos los días puteo mi chamba, pero todos los días me alegro de haber cumplido mi sueño: escribir en un periódico.
  6. Internet. Estoy conectada. Sí. Siempre, o casi siempre. No estoy conectada cuando duermo. No estoy conectada cuando hago el amor. No estoy conectada cuando me baño. El resto del tiempo estoy conectada. Internet no es sinónimo de chatear para mí. En Internet está toda la información que quiero, todos los blogs que disfruto, todas las redes sociales que integro, todos los retos que me he puesto… Hasta en Internet está la mujer que me gusta. O sea…
DETESTO:
  1. A LOS HIPÓCRITAS. Prefiero que me puteen en la cara por algo que hice mal a que murmuren por pasillos y calles mis errores o mis defectos. Odio las verdades a medias. Yo soy brutal cuando hablo. Soy tan brutal que hasta me asustan mis palabras, pero no puedo ir por las ramas, no puedo dar tantas vueltas. O eres una mierda o no lo eres. Me gusta que me miren a la cara y me digan que soy una mierda. Detesto las miradas de desaprobación tan torcidas como para aparentar que no pasa nada. No tolero la actitud del ‘millón de amigos’ o ‘la amiga de todos’. Puedo llegar a ser cínica y desvergonzada, pero digo lo que siento. No me sale ser hipócrita.
  2. A LOS GAYS Y LESBIANAS DE CLÓSET. Comprendo que a veces no hay más remedio (el papá, la abuelita, la mamá), pero me parece detestable ir inventándose historias heterosexuales para quedar bien. En todo caso, me gustaría saber que algún día serán libres con su verdad.
  3. A LOS PERIODISTAS DESUBICADOS. Me refiero a esos niños y niñas que no saben nada de la vida, que ni siquiera han ido a una marcha en sus vidas, pero se sienten Truman Capote. Los miro y no los soporto. La lástima y la rabia se apoderan de mí. Ejército de bobos. Creen que el periodismo es escribir en primera persona + buen floro + un poquito de datos de archivo, o del bendito Google. Estos niños y niñas tienen look de escritores sufridos. Se lamentan de no hallar espacios para escribir, porque todos los periódicos son una mierda con eso de la cantidad de palabras, y los editores carniceros. Los chicos (as) bonitos (as) del periodismo nacional exigen, por supuesto, que la historia no solo tenga su firma sino también su fotito. Una fotito en la que ellos aparecen mirando como Truman, y en el peor de los casos como Jaime Bayly. Ah, los hay en Perú, y en Argentina, y en México… Yo conozco de casi todos los países.
  4. A LOS POLÍTICOS MENTIROSOS. Cada vez creo que hay menos excepciones. Si no son corruptos son oportunistas. No ameritan más líneas de mi parte.
  5. A LOS COBARDES. Admito que el pesimismo me gana casi siempre, pero así como me caigo hasta el tercer sótano, me levanto y soy capaz de correr los riesgos que la vida me pone. Por eso, detesto a la gente cobarde que va por la vida diciendo que no puede, que el mundo está en su contra, que la sociedad no lo deja avanzar, que su jefe es tan mierda que le impide ser creativo. Soy cobarde también, y por eso detesto a los cobardes. Uno a veces detesta lo que es o lo que no puede dejar de ser. Mil veces he dicho que no se puede. En mi vida no se puede: hacer dieta, correr, agarrar una escoba, pensar en positivo… etc, etc….
  6. A LAS CALENTADORAS. Insuperables señoritas que se han olvidado que uno tiene corazón y todo lo demás. Me refiero a esas mujeres que parecen estar dispuestas a engreírte, y hacerte cariñitos… Y digo PARECEN, porque apenas le pones la mano encima salen corriendo, diciéndote que si te besaron cerquita de la boca y se dejaron apretar fue porque te quieren como amiga. Yo no sé si la calentadora es una especie muy peruana o muy limeña, pero –sin duda- es una especie detestable. Cuando yo he besado cerquita de la boca he terminado como deben terminan esas situaciones. Nada de calentar por calentar

27 comentarios:

Ale dijo...

amas con locura y desenfreno a tus gatas , como yo amo a mi perra danna...y aunque no coincidimos por aqui estoy de acuerdo contigo sobre las calentonas...esas srtas calientan el chocolate pero no se lo toman, eso NO se hace!!

um beso esther
cuidate mucho!
Alejandra A.A

Anónimo dijo...

Guauuu

Eres una gran mujer Esther
Eres lo máximo

Fernanda

Jaime Chau Cossío dijo...

Jajaja, creo que ahora sacaré la foto de mi blog, "hay ropa tendida".

Saludos, me gustó su post.
Jaime.

Anónimo dijo...

me dolio saber que me detestas... por eso de lesbianas del closet....pero tienes razon una cosas es ir gritandole a tu familia que eres lesbiana y otra inventarte novios para que no murmuren.. eso ultimo tbn me parece detestable...comparto tu opinion sobre las calentonas..jaj te ilusionan , emocionan y luego no pasa nada y te dejan con las ganas..jaj..
besos
carmen

evargas dijo...

Carmen:
Detesto la actitud, la circunstancia, el sufrimiento que eso causa. Jamás a las personas.
Muchas personas que quiero -entre ellas mi pareja- están dentro del clóset.

Adrii Sweety dijo...

Jajaja yo tambien cuando lei eso de "detesto a las lesbianas de closet" dije: auuuch!! Aunque bueno, yo ya no estoy tan en el closet (y menos ahora que porfin se dio la platica con mi padre).

En todo lo demás que detestas pues estoy de acuerdo contigo, son horribles las calentadoras jajaja al igual que los hipocritas y todo eso.

Me pareció bastante interesante lo que cuentas de lo que te gusta.

Saluditos!!

Cathy Pazos dijo...

Eres super...
me gustó mucho tu post.

Manuel Enrique dijo...

Hola Esther, interesante el punto 3 de lo que detestas... Justamente algo de eso menciono en este post.

Saludos

Anónimo dijo...

AVECES ES DIFICIL SER COMPLETAMENTE ABIERTA CON TODOS, NO TODOS TENEMOS LA MISMA VELOCIDAD PARA ASIMILAR LAS CIRCUNSTANCIAS NI LA MISMA VALENTIA PARA SOPORTAR LAS CONSECUENCIAS DE LA VERDAD...PERO CREO QUE AL FINAL TODO CAE POR SU PROPIO PESO...SOLO PACIENCIA!!. UN ABRAZO
CARMEN

Anónimo dijo...

te entiendo tan bien. Me siento conmovida e identificada.

Cristina

Mariel dijo...

Esther! Genial el post, coincido con vos en cada una de las cosas que detestas y en cada una de las cosas que amas, salvo esa de estar en la cama... yo no soporto estar en la cama más tiempo que el debido para hacer el amor o para dormir.
Saludos.-

Anónimo dijo...

jaja, eso de los periodistas q no saben nada pero q se alucinan fue comico... pero es cierto :( en fin, concuerdo contigo en algunas cosas como la de los gatos (son geniales), la de no hacer nada mas q perder el tiempo en tu cama, lo de la pasion x el periodismo pero creo q faltaron mas. Te equivocaste con la advertencia del principio: es largo y amargado... nada q ver.
wiris.

Male dijo...

Hola Esther.
buenas tardes.

Qué buen post, todo me ha gustado.
eso de que te encanta comprar, y si no compras lo piensas cm 2 días, casi, casi te deprimes, lo bueno que luego te llueve el regalo, formidable !!, jiji
que te encantan los zapatos !!!

A mi también, si x mi fuera, me compraba de perdis, unos cada semana, jejeje. pero no+ lo pienso xq no tengo money :(
pero no problem, no pasa nada.

Felicidades, ah, y corto se me hizo, eh, nada de amargado, me hizo reír, lo disfruté.

Cuídate, un abrazo, un beso.
pd. has visto de una sra. que le enseña a su gato, o gata, no se; pero a comer con tenedor, cuchara y palillos chinos ?
te iba a encantar !!! si es que no lo has visto.
lo pasaron en un programa, se llama aunque ud no lo crea.
a lo mejor lo puedes ver en youtube, está formidable.

Me gusta compartir esto xq sé que tanto tú cm Marga, adoran a los gatos.
bueno, me despido, seguimos en contacto.
bye
Male
:>

Lúdica dijo...

Todo lo que detestas lo detesto ... excepto lo de las chicas de closet (una mas, para variar) ... aunque si solo es por lo inventarse "relaciones y vida hetero" si tienes mucha razon ... closet sí pero jámas armarme mentiras que no podre mantener por mucho tiempo.

Nada, que sigo tu blog y la columna en peru21 siempre y escribes bravazo.

Anónimo dijo...

Coincidimos en mucho.
Yo tambien apuesto por la visibilidad y tengo gatas. No soy periodista pero casi me considero periodista.
Un besote Esther y sigue deleitándonos con tus buenos textos, tus ocurrencias y tus amores.

Fiorella

huekizabeth dijo...

ha de mencionar solo seis pues creo q es poco, mil y un cosas q las mujeres detestamos, pero son pocas las q amamos!!!!!.

kela dijo...

Desde que te leo me están dando ganas de tener un gatito pero a mi novia no le gustan...
chester!

:S

Alexiel Vidam dijo...

Yo alguna vez fui closeteraza, pero eso fue kuando tenía entre 14 y 16 años... ahora me deklaro leka hecha y derecha, jaajaajajaja ;)!! Lol!! XP!!... X otra parte, yo tmb DETEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEESSSSTO a las mujeres "TERMO" y lo peor es q de esas me han tokado MILESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS ¬¬U!!!!!!!!!!!!!!!!!... Y ya publikaré un post d la últimaaaaaaaaaaaaaaa =_=U... D una q me dijo: "Nena, me akompañas a kambiarme?..." Y ahora me anda tirando arroz T__________T!!

Sniff, sniff... Por ké me pasan estas kosas si soy tan buena T_T.

Ni modo, a seguir buskando novia xD.

-Alexiel

Catalina dijo...

Wow, me sorprendiste! pensè que no lo respondería nadie. Excelente lo de los periodistas desubicados... no se si lo hiciste con el hígado, pero se lee recontra sincero, eso es importante.
Un abrazo!

Poso dijo...

Yo quiero un gato siamés pero mi mamá ya no quiere xq se me han escapado 4 :(. Aún los extraño...
Yo también detesto a los hipócritas, me llego a sentir mal porque es incontrolable la rabia que me dan, todo les refuto.
Jamás una calentadora se ha cruzado en mi camino felizmente :D.

Anónimo dijo...

Esther

Podemos pensar diferente pero me encantas como mujer, profesional y periodista. Te leo en todas partes y no puedo dejar de felicitarte por decir lo que piensas asi el mundo se venga abajo. Lo hiciste con La San martín.

besos preciosa
Any

aquiles martin dijo...

:( me dolió lo de los bloggercitos wannabe, snif, snif, no sé por qué. bueno, me quedo con la frase, el sexo es mejor tenerlo antes q leerlo. XD pero leer es un placer totalmente distinto, no podría vivir sin leer, mucho menos sin sexo.
besos

marga dijo...

me encanta conocerte cada vez más a través de tus historias de vida

algún día soñé con tener muchísimos gatos, pero finalmente me di cuenta de que puedo mantener a duras penas a dos, y cerré la fábrica como dirían las madres :)

he dormido en tantas camas que no podría contarlas... pero no de mujeres con las que hice el amor, sino de guardias nocturnas en tantos sitios ;-)

creo que el odio hacia los hipócritas resume muchas otras cosas que odio, incluso a los políticos y a las 'calentadoras'

besos

Ana Claudia dijo...

jajajajjajaajjjjaa!!!

Detestas las calentadoras!

Ok, yo también... jajajajaja!!

Interesantes tus detestables, ah.



pd. Me asustó tu comentario... justo estaba posteando y oh, sonidito de mensaje y yo: joder!.. ok, estoy sola en casa y soy miedosa jajanxD

Yennifer dijo...

debo decir que siempre entro a tu blog esperando que hayas escrito algo nuevo para leerte y entretenerme un poco..o solopensar. y decir.. me ha pasado. me ha pasadoo...

pasaste porel mio :)

genial

tengo qeu decir que me emocione xD


sigue escribiendo que yo seguire leyendo desde mi pantalla :)

Anónimo dijo...

Esther
No me considero una calentadora, pero si te veo seguro que te doy un beso cerca de la boca. ¿Que diria tu pareja?
No quiero ni imaginarlo.
Odio a los políticos, estudio periodismo (fuiste mi profe!) y quisiera ser tan buena periodista como tú. Creo que soy lesbiana y nada, no te daré más pistas porque me da bochorno.
Estoy en el closet porque no me decido pero apenas lo sepa seguro que salgo con todo. Necesito algo que me impulse.
Debo decir que has sido la mejor profesora que he tenido y que nunca me miraste porque nunca mirabas mas que las notas y tu celular. Ya me contaron que tu objetivo era no mirar a ninguna chica por mas guapa que estuviera asi que no tuve el honor pero de todas formas me alegra que sigas entre nosotros.
Un beso cerca de la boca Esther
Y que tu novia comprendo
Tengo 20 años asi que no entro en tu lista de favoritas.
Pero creceré profe y alli nos vemos

A.

Cantu dijo...

Es bueno estar enterada de las cosas de una persona tanto como los gustos y lo que le desagarda de la vida...

Si escucho el nombre Esther se me viene a la cabeza tres cosas: Lesbiana, gatos, relatos de los buenos. Eso es lo que mas te marca y ante mi es interesante saber mas de tu vida que la muestras sin censura.
Respecto a los libros, lamento no haber leido a esta altura de mi vida un buen libro de sexo, quizas me he preocupado mas de lo carnal que lo escrito.

La hipocrecia a llamado a mi puerta (a mi pieza tambien) creo que debo pensar mas en ello.
Creo que puedo comprender a las personas que aun no han salido del closet, es más hay unas que no salieron si no que las sacaron (pillaron) en mi caso fue así, yo ya hubiese querido poder salir yo diciendo mi verdad y todo pero en fin... lo hicieron mas facil y ahora no me arrepiento de ser Lesbiana y de reconocerlo al mundo.
Soy cobarde en muchas cosas por lo mismo detesto a los demas cobardes, es decir me detesto y admiro a los que no lo son.

Excelente entrada guapa :) espero la otar.