2 de octubre de 2008

Mi enfermera



Pocas veces me he sentido tan mal como en estos últimos días. Tengo los ojos pesados, me duele el estómago, la cabeza me hace tun tun, las piernas me tiemblan. Quisiera estar durmiendo, pero no puedo dormir. En la clínica me informaron que era una gastitris fuerte. Pero yo creo que debe ser algo más, nada grave, pero algo odioso -seguro que comí- me tiene rejodida.

Este post no es para hablar de mis dolores sino de mi enfermera. Es tan buena la enfermera que podría prolongar esta agonía. Si sacamos la cuenta, desde que me enfermé -el lunes aproximadamente- no peleamos, monumental logro considerando que siempre peleamos una vez al día, peleamos por cualquier cosa, hasta la sonrisa de mi gata la fastidia.

El tema es que yo tengo a mi amante enfermera cerca y eso hace menos infeliz mi vida. Ella parece una ambulancia, capaz de llevarme a la clínica al primer "auuuuu...". Yo prefiero cerrar los ojos, acomodarme en su cuerpo y olvidarme de todo, incluyendo este blog, y mis otros dos blogs; olvidarme de mi iPhone, del diario, de mi casa transformada en caos desde que la señora Elsa consiguió una chamba a tiempo completo, de la huelga de los médicos. Quiero olvidarme de todo y dormir, porque me parece que estos dolores tienen que ver con mi insomnio negro.

Mi enfermera -insoportable, pero dulce al mismo tiempo- no me pierde de vista, aunque esté en el trabajo demasiadas horas para mi gusto, aunque va más estresada que de costumbre, aunque en el fondo está más histérica que hace un minuto.

Mi enfermera no me deja tomar café. No me permite unas Pringles. Mi enfermera no me hace el amor porque estoy -como dicen- "mírame y no me toques".

Mi enfermera no me hace renegar, hasta se complace al ver a Vodka -mi gata- abrazada a mí. De alguna manera, mi enfermera cree que Vodka le toma la posta cada vez que ella no está a mi lado. Así no agonizo sola.

He tenido casi el mismo número de enfermeras que de mujeres. Es decir, con todas casi me he enfermado. De esas enfermeras yo escogería a mi actual enfermera como la mejor. (Tampoco me queda otra, ja..ja... No, siendo sincera, esa es la purita verdad).


Mi primer amor fue una buena enfermera, pero casi no me enfermé en esos años. Bueno, tampoco mucha gente se enferma a los 19 años. Las dos estábamos jóvenes, fuertes y sin achaques.

Mi segundo amor fue la peor enfermera del mundo, y quizás la que menos me quiso, y también con la que más duré. Ella nunca creía en mis dolores. Siempre pensaba que yo estaba exagerando. Varias veces me tumbé en la cama a quejarme y quejarme sin siquiera lograr que apartara la vista de la tele, donde se disputaba un partido de fútbol, entre Botswana y Gambia. Quiero decir que ni siquiera jugaba Perú, pero ella ya ni me miraba, por lo que yo me borraba. Lo más grave que me ocurrió en su época fue la picadura de una araña venenosa. Al tercer día, cuando casi ya no podía caminar, ella tomó en serio mi angustia. Fuimos al doctor. El doctor dijo que necesitaba urgente un antídoto. En Lima, ya habían muerto unas cinco personas por la puta arañita. El asunto es que ella se convirtió en enfermera, una enfermera cumplidora, capaz de prepararte una sopita de pollo y pedirte al instante que bajes la voz, mejor no respires, porque ya empezó el fútbol. (Este segundo amor fue en verdad mi último amor, pero le pongo el #2 porque en ese orden llegó a mi corazón).

Mi tercer amor fue una gran enfermera, pero siempre llegaba yo para opacarla. Yo la cuidaba más de lo que ella me cuidaba a mí. Cuando me sacaron la muela, echada en la camilla con las piernas abiertas como dando a luz, ella me tomó de la mano, diciéndome fuerza y te amo, te amo, te amo, y no pongas esa cara de dolor porque a Vodka no le gustará verte así. Sin embargo, al llegar la madrugada mis aullidos no consiguieron moverle ni un pelito. Su sueño era sagrado y mi muela un estorbo.

Tuve un amor #4 que aunque siempre tuvo categoría de pareja, hace muy poco me dijo que prefería quedarse en el rango de amante breve. Como borró varios meses de nuestra historia, no sé si incluirla. Solo debo decir que fue una gran falsa pareja. Y digo falsa porque ella se resiste a la categoría de pareja, decisión que respeto con mucho dolor, pues efectivamente yo tenía otra pareja cuando ella lanzaba bombardas en el cielo para que me diera cuenta de todo lo que me amaba. (Fue una buena enfermera, sorry)

Y mi amor #5 es la que en este instante me llevará al médico, y más tarde a la cama, para abrazarme y decirme que nos haremos un chequeo general porque a los treinta una ya debe de cuidarse. Ella es mi enfermera favorita, la mejor que he tenido. Yo no he sido una gran enfermera con ella, pero prometo cambiar de actitud y dar lo que me gusta recibir.


Gracias mi amor.


PD: Acabo de regresar de la clínica. La foto de este post me la tomó ella cuando una enfermera de verdad me clavó la aguja. Estoy mejor. Parece que también tengo infección estomacal. He comido una wafer de piña y ya me ha gritado. Hemos peleado apenas daba signos de mejoría. Creo que debo retomar mi enfermedad.

19 comentarios:

Mil dijo...

Que te mejores, Esther!

Un beso y un tema de Calamaro...

marga dijo...

cuidate nena que el cuerpo se cobra todo y vos sos muy joven para andar con achaques

que si vero y yo hacemos bien el papel de enfermeras? ella mejor que yo sin dudas, aunque yo mejoro mi performance cuando las papas queman

muy difícil de explicar, mejor otro día

curate prontooooooooooooo

besos!

Alexiel Vidam dijo...

Yo tmb kiero una enfermera T_T... Kiero una q haga buenos masajes kada vez q despierto con dolor d espalda T________T!... Ké bueno q t vaya tan bien con tu novia, felicidades =)!... Y q t mejores pronto ;)!! (aunke, por lo q leo en tus últimas líneas, t rekomiendo q cuando estés bien sigas fingiendo q tas mal =P, jaajaj XD (o no c, peska una enfermedad menos dolorosa... como un resfriado XD).

Alexiel Vidam dijo...

Waaaaaa, q emoción!! en serio piensas q eskribo bien!? *-*!!... jajajaaj, sorry por el patetismo XD, lo q pasa es q yo siempre te leo y d hecho q una c emociona kuando una persona a la q admira bastante (y más aun si es una persona rekonocida) le dice q eskribe bien =). Me alegra q t haya gustado la historia... No tiene un final feliz, pero ése es el final q le tokó... en fin, así es la vida. Y no, no tengo novia; d hecho, me la he pasado kasi toda la vida más sola q un topo XD... Pero sigo soñando con q algún día Natalie Portman c konvierta al "gremio" y venga a buskarme XD... ajjaajajaj XD. Pobre ilusa ^^U.

Saludos =)!

-Alexiel

Soy humana, larga y testaruda. dijo...

Tierno.
Suficientemente tierno.
Haz caso y aléjate del café.
Saludos.

yiya dijo...

Esther... me gusto mucho este post, meimagine a cada enfermera q describisas, les puse cara y todo!!
La verdad a mi por mucho tiempo me toco la enfermera 3, siempre cuide mucho mas yo de ella..
Pero ahora no sabes en la efermera q me converti!!, me sirvio para aprender, jajaj
Ando en busca de alguna enfermita, ya aparecera..
Espero q te mejores pronto, que b ueno es saber q en casa estas super bien cuidada y andare pasando por aqui ya q me senti muy bien..
Un beso grande

Anónimo dijo...

Te diría con mucho gusto que aquí tienes a una enfermera, la número 6, pero veo que ya tienes y no quiero incomodar. Pero si te falla me avisas. Ja, ja. Esther tómalo como una broma muy en serio. Eres una mujer muy linda y agradable. Algo te conozco, pero me guardaré el misterio y no te diré quien soy. Pero no te dejas conocer más. No porque seas sobrada sino porque eres timida y creo que lo has dicho o escrito. Un beso muy grande. Que te sanes y que te cuiden. Te leo, te leo, te leo

ANAÍS

Anónimo dijo...

uno con hartos engreimientos cura todo.
espero que mejore pronto
besos

alejandra.a

edith dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
edith dijo...

me gusto tu blog, saludos

KinuKo dijo...

:O! Yo solo he tenido dos enfermeras y dejame decirte que las dos han sido muy buenas como la #5. Las dos me cuidaron mientras tenía una gripe terrible... que será lo que tienen esas enfermeras que mientras están a tu lado no te pasa nada mas que un pequeño malestar. Y apenas se van... todas las molestias regresan!... Pero bueno... lo que si me soprendió un poco fue tu enefermera #4... no sé si entendí bien pero fue alguien pasarejo?... en fin... me gusta mucho tu blog!

saludos~

huekizabeth dijo...

osea que paso el dia del periodista en cama! oho no!!!!! bueno espeor que ya se haya recuperado .
en cuanto alos gatos hoy soñe con uno, y cuando desperte senti la necesidad de tener uno.
le explico tengo un perror y siempre me han gustado mas!!!!!!!!!!!!! pero a veces uno necesita (ya que no se tiene enamorado ni amante alguno)un minino que se recueste junto a ti y te abrige y mas ahora que estoy media resfriada!!!!!!!!!

espero tener uno: que sea marroncito ! --- mi color favorito!

Jes dijo...

la gastritis siempre ha sido de lo peor...ojala que ya estes mejor!
este ha sido uno de los posts que mas me ha gustado!
ciao!

Anónimo dijo...

Me gustó tu blog Esther
Estamos muy lejos para que eseperes mis cuidados, pero avisas y yo me encargo de ver qué hago.
Saludos y que te mejores preciosa

Anónimo dijo...

Querida:
Que bueno tu blog. No sé cuál me gusta más si este o el de PErú.21. Este es más intimo y a tono con nosotras las lesbianas. De todas formas, el otro es bien cachondo.
Pucha, que pena que estès malita, pero te estàn cuidando bien. Si tu flaca te hace un strep tease seguro que te sanas. A ver si se lo sugieres.
CORAZÖN ESPINADO

F dijo...

Me encanta tu blog y me hace pensar en mi enfermera, que también me grita y me hago la enferma algunas veces funciona otras me dice no seas exagerada jaja.

Chilly Willy dijo...

hey!!! grax por pasar por el blog! q bueno q te gusteee!!!


Yo soy re mala para ser enfermera, em quedo dormida jajajajajaja y cuando la marida es mi enfermera me pongo grinch y terminamos peleando, creo q me gusta la mala vida, pues me pongo re grinch con demasiadas atenciones.

reinadecapitada dijo...

he tenido dos cólicos la semana pasada y no tuve enfermera cariñosa que cuidara de mí, : / lástima. pero a falta de mujer buena es la mamá o abuela que todo nos comprende.

MAriel dijo...

Espero estes mejor. Espero ser una buena enfermera, aunque sé que se queja =S solo porque quiere lo que no puede. En fin, que es largo de contar.
Haz caso que de vez en cuando una tirada de oreja no viene mal =))
Saludos.-